Petróleo

La subida del crudo restará décimas al PIB español en 2008

El crecimiento de la economía española podría verse recortado varias décimas si el precio del barril de Brent se mantiene en torno a los 100 dólares, según los analistas financieros consultados por Europa Press.

El petróleo Brent de calidad 'Mar del Norte', de referencia en Europa, alcanzó los 90,94 dólares en pasado 31 de octubre, mientras que en Nueva York los futuros del West Texas Intermediate para entrega en diciembre marcaban un nuevo récord en 94,74 dólares.

Desde el Instituto de Estudios Económicos (IEE), Gregorio Izquierdo indicó a Europa Press que, aunque es difícil aventurar las tendencias de los precios del crudo porque está distorsionado por la operativa de futuros, el crecimiento económico de España se verá distorsionado si se mantienen los niveles actuales de precios del petróleo.

¢Pueden llegar incluso a condicionar la política monetaria¢, indicó Izquierdo, tras afirmar que esta subida de precios restará capacidad adquisitiva a los países importadores de crudo, aumentará los costes de producción en países altamente dependientes en materia de petróleo, como España, y generará tensiones inflacionistas, que distorsionarán el crecimiento económico en 2008.

Izquierdo reconoció que la fortaleza del euro puede amortiguar la subida del precio de esta materia prima, pero insistió en que tendrá un ¢importante coste¢ para el crecimiento de Europa y España difícil de cuantificar, y que dependerá mucho del nivel que alcance el precio del crudo y de la duración en el tiempo de los máximos que se han registrado en las últimas semanas.

Indicó además, que aunque el barril del petróleo no alcance los 100 dólares y se mantenga en 80 dólares, supondrá igualmente un ¢choque negativo¢ para la economía española, que restará competitividad y crecimiento y aumentará los desequilibrios, puesto que el cuadro macroeconómico del Gobierno para el próximo año se basa en un precio del barril de crudo de unos 70 dólares.

Precio del barril a 100 dólares

Desde Caixa Cataluña, consideraron ¢factible¢ un incremento del precio del barril hasta los 100 dólares por los últimos máximos registrados, y señalaron que, de ser así, el crecimiento de la economía española podría verse ¢ligeramente¢ afectado a pesar de la fortaleza del euro.

¢España es un país importador de energía y los altos precios del petróleo repercuten en la inflación y, de forma derivada, restan crecimiento económico¢, indicó a Europa Press David Martínez, uno de los analistas financieros de Caixa Cataluña.

Martínez concretó que, previsiblemente, el PIB del próximo año estará más cerca del 3% que del 3,3% que estima el Gobierno, aunque insistió en que esa rebaja de la previsión se debe ¢mucho más¢ al impacto de la crisis crediticia de EE.UU. que al incremento del precio del crudo que, a su parecer, en ningún caso llegará a restar un punto porcentual a la tasa de crecimiento económico.

En este sentido, tachó de ¢optimistas¢ las previsiones en las que se basan los Presupuestos Generales del Estado para 2008 en relación al escenario económico actual, previsiones que, según indicó, si no se modifican y tienen en cuenta las nuevas circunstancias económicas (crisis de EE.UU. y precios máximos del petróleo), provocarán un superávit menor del que contempla el Gobierno.

No obstante, Martínez insistió en que, en cualquier caso, las cifras de crecimiento son ¢altas¢, por lo que consideró ¢catastrofistas y dramáticas¢ las previsiones que contemplan la fuerte desaceleración del sector de la construcción y del sistema financiero español, un sistema que, a su parecer, no tiene las mismas vulnerabilidades que los de otros países.

Tipo de cambio

En cambio, desde Inversis, David Navarro consideró que la variable que más afectará al crecimiento español será la ralentización del mercado hipotecario, pero reconoció que la economía sufrirá el incremento del precio del petróleo de forma más o menos acusada en función de la evolución del tipo de cambio. ¢El precio del petróleo hace daño en la segunda ronda¢, indicó.

Navarro destacó ¢la fortaleza y eficacia¢ de las economías actuales para ser menos dependientes del petróleo y hacer frente a este tipo de situaciones, pero señaló que si el precio de esta materia prima supera los 100 dólares, será un ajuste que ¢habrá que tener en cuenta¢ porque podría producir ¢cierto daño¢ en el crecimiento de algunas economías.

No obstante, insistió en que actualmente los ¢nuevos jugadores¢ del mercado del crudo son los países asiáticos que compran petróleo, pero exportan bienes industriales a precios más bajos, por lo que el crecimiento económico global no se debería ver ¢tan afectado¢ con un precio de barril de crudo que rondara los 100 dólares.