Minería

La canadiense Iberian reabre una de las grandes minas de cobre y zinc de Huelva

La multinacional canadiense Iberian será una de las primeras en volver a sacar partido a la rica Faja Pirítica andaluza con la reapertura de la mina de Aguas Teñidas, en Almonaster la Real (Huelva). Invertirá 245 millones para producir a partir del verano que viene y durante al menos 15 años hasta 25 millones de toneladas de cobre y zinc.

Las altas cotizaciones internacionales de minerales como el cobre y el zinc están dejando en Sevilla y Huelva una lluvia de millones en inversiones destinadas a reabrir los ricos yacimientos de la Faja Pirítica, abandonados a finales de los 90 por el hundimiento de los precios. La canadiense Iberian, que cotiza en la bolsa de Toronto, celebró ayer con la presencia del presidente Manuel Chaves la reapertura de una de estas explotaciones, la de Aguas Teñidas en Almonaster la Real (Huelva), que empezará a procesar cobre, zinc y plata el verano que viene y que crea 200 empleos directos y 1.300 indirectos.

Esta mina subterránea se unirá a otros grandes proyectos como el sevillano a cielo abierto de Cobre Las Cruces, perteneciente a la también canadiense Inmet, y el de la mina Agua Blanca de la compañía sueca Lundin, situado entre Huelva y Badajoz. También está prevista, entre otras, la reapertura de Minas de Riotinto, lo que eleva las inversiones del conjunto de proyectos a más de 800 millones de euros y 1.000 empleos directos.

El director general de la filial Minas de Aguas Teñidas (Matsa), Américo Villafuerte, destacó que las instalaciones tendrán un ritmo de producción anual de 1,7 toneladas en dos líneas de procesamiento, una cobre y otra de zinc. El valor de esta producción será de 110 millones anuales y el 73% de ellas se destinará a la exportación.

La minería andaluza resucita con 800 millones de inversión y 1.000 empleos

El directivo añadió que la explotación tiene asegurada la venta de todos sus minerales a lo largo de su vida útil gracias al acuerdo firmado con Trasfigura, el segundo comercializador mundial de concentrados mineros y uno de los principales accionistas de la propia Iberian. Además, con los actuales precios del mineral, que según Villafuerte se mantendrán hasta 2010, la inversión se recuperará en sólo dos años.

Para superar la dura tramitación que ha impuesto la Junta de Andalucía a las empresas mineras a raíz del desastre de Boliden, Iberian ha implantado en Aguas Teñidas una tecnología que minimiza el impacto de las explotaciones subterráneas. Los temidos residuos se convierten en una pasta que se almacena en un depósito para ser reinyectados en la propia mina posteriormente.

Iberian, que reabre así una mina cerrada en 2001, aterriza en Europa con este proyecto, uno de los más importantes junto al que regenta en Perú. Dispone también de explotaciones en Canadá o Venezuela.

Más de 20 millones en avales socioambientales

Para evitar desastres como el de Boliden, Iberian ha debido de depositar avales socioambientales por valor de 21 millones de euros para lograr todas las bendiciones legales de la Junta de Andalucía. Con este colchón financiero, la Administración, que todavía persigue en vano que Boliden pague por la rotura de la balsa de Aznalcóllar, se asegura que se podrá hacer frente a la rehabilitación medioambiental de la zona cuando la mina deje de operar, además de sufragar el coste laboral del cierre de la explotación. Una vez asegurada además la sostenibilidad del proyecto con la última tecnología del sector, el Gobierno de Manuel Chaves ha incentivado la apuesta de la multinacional con unas subvenciones que supondrán el 13% de la inversión total de 245 millones de euros.