Administración

El crecimiento chino se desboca y dispara las alarmas de las autoridades

El ritmo de crecimiento económico chino ha comenzado ya ha dispararse, según ha reconocido la Administración china, que anunció hoy que en septiembre algunos sectores entraron en una zona de ¢alarma amarilla¢ e incluso en algunos casos e ha alcanzado la ¢alarma roja¢.

La mayoría de los sectores se encuentran en la franja de ¢alerta amarilla¢ establecida por la institución, aunque algunos, como el industrial o el fiscal, han escalado ya a niveles preocupantes.

Mientras, los ingresos disponibles de la población y los precios al consumo (consumer prices) se situaron en la franja de alerta amarilla, y la inversión en activos fijos, la venta de bienes de consumo (consumer goods sales), el comercio exterior, los beneficios de empresas industriales, los préstamos de instituciones financieras y el 'broad money supply' (M2) se mantuvieron en la zona verde o estable.

¢La industria se ha visto impulsada por la demanda de exportaciones y el rápido crecimiento del sector inmobiliario; la inversión y producción siderúrgica, de metales no ferrosos y de la industria cementera se ha recalentado¢, afirmó Wang Xiaoguang, del Instituto de Investigación Económica de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, en declaraciones recogidas por ¢China Daily¢.

El experto predijo un nuevo aumento del tipo de interés antes del fin del año, ya que a su juicio el actual tipo de interés del país es relativamente bajo en comparación con el IPC (Indice de Precios al Consumo) nacional, que entre enero y septiembre creció un 4,1%.