æscaron;ltima

Jerez experimenta con 40 nuevas variedades de vino tinto

Andalucía, tradicional productora de vinos blancos, también quiere sacar partido de los tintos en comarcas claves como Jerez.

Jerez experimenta con 40 nuevas variedades de vino tinto
Jerez experimenta con 40 nuevas variedades de vino tinto

Aunque la apuesta viene de muchos años atrás y ya hay varios productos en el mercado, como los tintos de Barbadillo y de la bodega de Huelva Privilegio del Condado, el esfuerzo se centra en la investigación. Tras más de diez años de estudios, el centro Rancho de la Merced, que el Instituto de Investigación y Formación Agraria (Ifapa) de la Consejería de Innovación tiene en Jerez, elaborará 40 nuevos vinos tintos a partir de los ensayos realizados en la vendimia experimental, en la que un equipo de expertos trabaja cada año. 'El objetivo es transferir este conocimiento a las distintas bodegas del Marco, que ya han comenzado a utilizar variedades tintas recomendadas por nosotros', señala la responsable de la bodega experimental, Belén Puertas.

Estos nuevos 40 tintos nacen de una decena de variedades de uva, que un grupo de investigadores del Ifapa han modificado con diferentes técnicas vitícolas y enológicas durante la campaña vinícola. Algunos de estos vinos tintos también se someterán a crianza en roble (americano o francés) o se les adicionarán virutas de roble, por lo que los ensayos con este tipo de caldos se incrementarán este año. En cualquier caso, las nuevas variedades no saldrán al mercado. 'Elaboramos los vinos, los analizamos y catamos, y luego se los damos a conocer a representantes del sector, pero no se comercializan porque se hacen en cantidades muy pequeñas; entre 80 ó 100 botellas por variedad', añade Puertas.

Fruto de la vendimia experimental, los expertos del Ifapa han corroborado que existen dos nuevas variedades de tinto con futuro para el Marco de Jerez y que hasta la fecha nunca se habían vinificado en la zona, la petit verdot y la prieto picudo.

La primera aún no se ha vendimiado y la segunda, autóctona de la zona de León, ya ha terminado la fermentación alcohólica, y según los profesionales se trata de un 'vino prometedor'. 'Hay que intentar dar un valor añadido a las especies autóctonas. Una de las que está teniendo más éxito es la Tintilla de Rota, ya que hay muchas bodegas que la tienen ya cosechada, a pesar de que hace unos años no estaba nada extendida', subraya Puertas.

El Ifapa Rancho de la Merced también trabaja en 17 variedades distintas. De este volumen total, siete irán destinadas a la elaboración de 25 vinos blancos mediante la aplicación de técnicas vitícolas o enológicas. El resto de variedades blancas se dirigirán a destilar el vino que se obtenga, con el fin de analizarlo. En vinos blancos, este año el Ifapa incrementará los ensayos con la incorporación de la variedad blanca verdejo.

Asimismo, investigadores de este centro estudian vinos con propiedades antioxidantes y anticancerígenas. Buscan vinos enriquecidos en estilbenos (resveratrol), a partir de variedades de vid tintas autóctonas andaluzas. El resveratrol, un compuesto que inhibe el proceso de carcinogénesis y que actúa como freno en el desarrollo de tumores, se encuentra en la piel de las uvas y pasa a los mostos y vinos durante la fermentación.