Alimentación

Competencia investiga al sector lácteo por pacto de precios

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) está inspeccionando a las empresas del sector lácteo para comprobar si detrás de las recientes subidas de precios ha habido pactos entre compañías. El presidente del organismo regulador, Luis Berenguer, confirmó el viernes que se trata de una investigación de oficio y que a principios de semana se comenzaron a inspeccionar las sedes de diversas empresas alimentarias. Además, señaló que la CNC también podría investigar en respuesta a las denuncias presentadas por distintas asociaciones de consumidores.

Entre las empresas inspeccionadas se encuentran firmas lácteas como Ebro Puleva, el grupo Leche Pascual, o Central Lechera Asturiana, según reconocen fuentes del sector, así como la patronal Fenil.

El Ministerio de Economía pretende controlar la inflación, que el mes pasado se disparó hasta el 3,6%, en buena parte debido al encarecimiento de productos básicos como la leche o el pan. Las inspecciones emprendidas por la CNC constituyen un paso preliminar, que únicamente daría lugar a la incoación formal de un expediente en caso de que se acrediten los indicios de pacto de precios.

Las compañías han declinado valorar la actuación del regulador. En el caso de Ebro Puleva, el grupo de alimentación señala que 'las actuaciones de la CNC son confidenciales', por lo que rehusa realizar comentarios sobre las inspecciones. Actitud similar a la del grupo Leche Pascual, que no confirma si la compañía ha sido investigada por Competencia, pese a reconocer que este tipo de inspecciones forman parte del trámite habitual ante denuncias de pactos de precios.

Aunque la actuación de la CNC se haya producido de oficio, las asociaciones de consumidores también han reclamado al regulador de Competencia que analice el comportamiento de las empresas lácteas. Por ejemplo, Facua asegura que en el mes de octubre la subida media de la leche ha sido del 12,7%.