Revista de prensa

El BCE no debe subir los tipos de interés

En circunstancias normales, el inesperado y brusco incremento de un 2,6% de la inflación en la zona euro en octubre debería impulsar el debate sobre la necesidad de un incremento en los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo en la próxima reunión de su consejo de gobierno a celebrar la próxima semana (...).

El dato parece malo comparado con el objetivo del BCE de mantener la inflación 'por encima pero cercano al 2%' (...).

Pero se trata de circunstancias especiales. La política de tipos del BCE ha estado suspendida desde septiembre, cuando el banco aplazó un incremento previsto de un cuarto de punto en las tasas debido a las incertidumbres en el mercado del crédito. A pesar de que los mercados ya no ocupan los titulares de portada cada día, es demasiado temprano para lanzar las campanas al vuelo (...).

Los actuales datos económicos de la eurozona no son lo suficientemente claros para que el Banco Central Europeo pueda justificar un nuevo incremento de los tipos de interés. El BCE tiene que ir más allá sólo cuando tenga la confianza absoluta de que un tipo de interés alto podrá ser sostenido el tiempo necesario. Hasta entonces, un retraso en esta decisión sería positivo para la eurozona y para el prestigio del Banco Central Europeo.