Crudo

El petróleo vuelve a batir sus máximos históricos

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, continuó hoy con su tendencia alcista y cerró en 92,08, aunque llegó a cotizar en 92,21 dólares.

Entre los factores que no pierden de vista los analistas para explicar la escalada imparable en los precios del crudo se encuentran las tensiones en torno a la frontera entre Turquía e Irak, así como la inquietud existente entre la comunidad internacional e Irán por el programa nuclear de ese país.

Con respecto a la crisis entre Turquía y los rebeldes kurdos del norte de Irak, el Gobierno turco afirmó hoy en presencia de la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, de visita en el país, que había llegado el momento de ¢entrar en acción¢ contra la guerrilla kurda en el norte de Irak.

El ministro de Exteriores turco, Ali Babacan, recalcó que habían llegado a un punto ¢en que las palabras ya no tienen sentido¢ en una conferencia conjunta con Rice, quien le brindó el apoyo estadounidense en la lucha contra el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), al que EEUU también considera una organización terrorista.

Sobre la inquietud internacional e Irán por el programa nuclear de ese país, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (EEUU, Reino Unido, Francia, China y Rusia) y Alemania acordaban hoy en Londres apoyar una nueva resolución de ese organismo con más sanciones contra Irán por su programa nuclear. Los directores políticos de esa potencias coincidieron en ¢finalizar un texto para una tercera resolución con sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU¢.

Washington impuso la semana pasada nuevas sanciones económicas a Irán, en particular a la banca y a la Guardia Revolucionaria, un cuerpo de elite de la República Islámica, y no descarta una acción militar contra Teherán.

Coincidiendo con la tendencia alcista del petróleo del mar del Norte, el precio del barril de crudo de Texas también ha cerrado hoy en máximos a un precio de 95,93 dólares.

Estos datos se desvelan en una jornada en la que se informó de que el empleo en EEUU subió por encima de las expectativas y, según apuntan los expertos, del debilitamiento del dólar frente al euro y otras divisas, un factor que anima a la inversión en materias primas que se negocian en esta moneda.

Los datos positivos acerca de la marcha de la economía y del empleo hacen pensar que la demanda de crudo y de combustibles en los próximos meses continuará elevada, un hecho que tiende a empujar a los precios del petróleo al alza. Por otro lado, a este repunte del petróleo han contribuido los datos desfavorables, hechos públicos esta semana, sobre las reservas de crudo almacenados en EEUU, tras informar el Departamento de Energía de que las existencias de crudo bajaron en 3,9 millones de barriles en la pasada semana, contra todos los pronósticos. Según la información del DOE, las reservas de petróleo han acumulado una merma neta de 9,1 millones de barriles en las últimas cuatro semanas.

Por su parte, el precio del crudo de la OPEP ha vuelto a alcanzar un nuevo máximo histórico al subir el jueves un 3,1 por ciento hasta 87,61 dólares por barril. La OPEP, a la que pertenecen doce países productores, controla un 40 por ciento de las exportaciones petroleras del mundo.