Banca

La guerra del pasivo desata una sangría histórica en los fondos

La fuerte competencia de la banca por captar depósitos y la incertidumbre económica han provocado una sangría en los fondos de inversión en octubre, impidiendo a los inversores aprovechar las subidas de la Bolsa. En el mes han salido 5.441 millones de euros de la industria, que se suman a los 3.955 millones de septiembre.

Los efectos de la tormenta financiera de este verano llegan con retraso a la industria de fondos de inversión. En el mes de agosto, en plena crisis, las variaciones patrimoniales en los fondos resultaron muy reducidas con salidas netas de 400 millones. Pero la guerra de los bancos por captar pasivo -depósitos- en un entorno incierto ha provocado para los fondos una sangría de dinero histórica.

En septiembre las salidas netas supusieron 3.955 millones, cifra que ha alcanzado los 5.441 millones en octubre. 9.500 millones en dos meses, una sangría no vista en tiempo. En todo 2000, año de la explosión de la burbuja tecnológica, los reembolsos sumaron 18.000 millones.

'La elevada volatilidad de la renta variable y la renta fija ha provocado que muchos inversores sufrieran importantes pérdidas en julio, agosto e incluso septiembre. Esto ha llevado a los ahorradores a buscar otras alternativas de inversión', explica José María Luna, director de análisis de Profim.

La incertidumbre económica aleja a los inversores de estos productos

La búsqueda de activos más defensivos y el esfuerzo de las entidades bancarias por captar pasivo explica en buena medida el mal momento que atraviesa la industria. La subida del euríbor y la pelea por atrapar clientela ha llevado a los bancos a una feroz competencia en depósitos, productos que en algunos casos ofrecen rendimientos superiores al 5% TAE y compiten directamente con los fondos conservadores.

'Las entidades están volcadas en captar pasivo. Necesitan un balance saneado para afrontar la actividad crediticia. Es muy posible que en el momento actual prefieran recomendar un depósito frente a otro tipo de instrumento. No es tanto que un depósito sea mejor que la renta fija a 12 meses como el propio enfoque de las entidades', explica Enrique Borrajeros, de Abante Asesores.

Un análisis de los reembolsos que han sufrido las entidades financieras refleja que las gestoras de grandes bancos y cajas son precisamente las más afectadas.

Santander gana de lejos. La gestora del grupo ha sufrido unos reembolsos netos de 2.145,86 millones de euros que se explican en buena medida por la emisión de bonos convertibles que realizó para financiar la compra de ABN Amro. El mismo consejero delegado del Grupo Santander, Alfredo Sáenz, confirmó la semana pasada en la presentación de resultados de la entidad, que el 40% de los 7.000 millones de euros de la emisión de convertibles procede de los fondos de inversión de la gestora del grupo.

Santander es la más afectada pero no es la única que está sufriendo importantes salidas. DWS es la única gestora entre las 22 con mayor patrimonio gestionado que ha registrado un saldo positivo neto en suscripciones. BBVA sigue a Santander con salidas netas por 743 millones de euros y detrás estarían Bansabadell, Invercaixa, Bankinter y Gesmadrid (ver cuadro) con reembolsos inferiores a los 443 millones.

El entorno económico también ha tenido mucho que decir en las decisiones de los inversores. Así, las incertidumbres que penden sobre EE UU han impedido a muchos inversores aprovechar el tirón de los mercados. En total el número de partícipes ha caído a 8,65 millones, un descenso de 54.806 con respecto al mes anterior. En el año ya hay 165.936 partícipes menos que al cierre de 2006, un 1,9% menos.

El patrimonio de los fondos cae hasta los 250.142 millones

La fuerte subida del mercado en el mes de octubre ha logrado compensar en parte las salidas de dinero que ha sufrido la industria de fondos de inversión. Así, si los reembolsos netos se han situado en los 5.441 millones de euros en octubre, el patrimonio tan sólo se ha reducido en 2.260 millones de euros.

El volumen de activos de los fondos de inversión mobiliaria a 31 de octubre se sitúa en los 250.142 millones de euros, lo que supone un 0,9% menos con respecto al mes de septiembre.

En lo que va de año, pese a la ganancia acumulada de las Bolsa, el patrimonio de la industria se ha reducido en 4.181 millones de euros, un 1,6% menos que al cierre del ejercicio pasado.

Las tres categorías de fondos de renta fija no baten la inflación

El IPC de octubre se situó en el 3,6% en términos interanuales, según los datos adelantados por el Instituto Nacional de Estadística. De cumplirse estas previsiones los garantizados de renta fija, los fondos de renta fija a largo plazo y los de renta fija a corto no superarán la inflación. Tres categorías que acumulan unas rentabilidades en los últimos doce meses que alcanzan el 2,5%, el 1,5% y el 2,9% respectivamente, según Inverco.

La categoría de renta variable nacional disfruta de las mayores plusvalías, con una rentabilidad del 16,9%, seguida del 12,2% que gana la renta variable euro. Después entraría los mixtos nacionales con ganancias que oscilan entre el 2,9% y el 7,7%, mientras que los garantizados de renta variable suman el 5,1%.