Apuestas

Codere gana una de las tres licencias de apuestas en Euskadi

Codere ha conseguido una de las tres licencias para la explotación del negocio de apuestas en Euskadi, según anunció ayer el Departamento de Interior del Gobierno vasco. El grupo concurrió junto a la promotora de pelota vasca Asegarce (que ya gestiona el negocio de apuestas en los frontones del País Vasco) y a la corporación inglesa William Hill.

Los tres formaron equipo a través de la sociedad conjunta Garaipen Victoria Apustuak. La licencia les da derecho a la instalación de veinticinco salas de apuestas en la comunidad autónoma y a la implantación de quinientas máquinas recreativas en bares y cafeterías. Es un negocio que mueve centenares de millones de euros al año porque en Euskadi hay una gran tradición de apuestas, sobre todo relacionadas con los deportes, según fuentes del sector. Los otros dos adjudicatarios de las licencias fueron EKA, un grupo integrado por 97 empresas vascas que gestionan 10.000 de las 12.500 máquinas de juego que hay ahora en Euskadi, y Aspe, la otra gran promotora de pelota vasca.

Por otro lado, Codere ha culminado una de las operaciones que se marcó como objetivo en su reciente salida a Bolsa. Ayer anunció la compra de las participaciones accionariales minoritarias en las filiales de Codere México, que estaban en manos del ex responsable de la filial, Fernando Martín Laborda, y que representan aproximadamente el 10% de la actividad del grupo en ese país. La operación ha supuesto un desembolso de 20,3 millones, al que se debe sumar un componente variable vinculado a los resultados de la actividad mexicana en 2009 y 2011.

Socios en la puja

Para el concurso de Euskadi, Codere se asoció con la promotora de pelota vasca Asegarce y con el grupo inglés William Hill. Las otras dos licencias han ido a manos de la corporación local EKA y de otra empresa de los frontones, la sociedad Aspe.