Máximos

El petróleo, el euro y el oro, disparados

Jornada de máximos para el petróleo y el euro. El crudo Brent, de referencia en Europa, ha superado esta mañana la barrera de los 89 dólares. La divisa europea alcanzó los 1,4387 dólares por la ralentización de la economía de EEUU y las perspectivas de una bajada de tipos.

Los analistas apuntan a que después de esta imparable tendencia alcista que ha experimentado el Brent en los últimos días, la demanda del crudo se mantendrá elevada durante el último trimestre del año y también en el 2008.

Según datos del Fondo Monetario Internacional hechos públicos el miércoles, los precios del petróleo permanecerán en los niveles récord actuales e incluso aumentarán, a menos que se produzca una ralentización económica mundial.

En su informe Perspectivas Económicas Mundiales, el FMI explica que ¢los precios del petróleo probablemente permanecerán elevados si no hay nuevos cambios en la política de cuotas de OPEP o una gran ralentización global¢.

El euro también lleva semanas de escalada frente al dólar. Comenzó a apreciarse con fuerza ayer tras la publicación del descenso de los pedidos de bienes duraderos en EE UU y del empeoramiento del mercado inmobiliario.

Por otra parte, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, advirtió hoy de que la revalorización del euro frente al dólar sólo compensará "parcialmente" la subida de precios del petróleo, que, a su juicio, supondrá un encarecimiento de las materias primas de la economía española.

"Esta evolución del crudo está parcialmente compensada por la apreciación del euro, pero sólo parcialmente porque lógicamente el euro ha tenido una apreciación mucho menor (que el crudo)", indicó Vegara.

Además señaló que ni el incremento de los precios del petróleo ni la volatibilidad de los tipos "son bienvenidos" porque, a su parecer, el reparto de los ajustes y desequilibrios de la economía mundial deberían repartirse entre las distintas zonas comerciales y económicas.

Tensiones geopolíticas

El precio del crudo de Texas se situó hoy por unos momentos por encima de los 92 dólares, lo que supone un aumento de algo más de 10 dólares en poco más de un mes y una situación atribuida al declive en reservas almacenadas en EEUU, así como a las tensiones geopolíticas, entre otros factores. Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) cerraron la sesión a 91,86 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York. Por su parte, el barril de Brent cerró la sesión en 88,69 dólares.

El precio del crudo empezó a subir en las últimas horas de ayer en EE UU después de que la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y el secretario del Tesoro, Hank Paulson, anunciasen sanciones económicas contra Irán, centradas principalmente contra el brazo internacional de la Guardia Revolucionaria, y varias empresas y entidades financieras. Rice y Paulson pidieron a otros países e instituciones financieras internacionales que sigan los pasos de EE UU.

Los incidentes en la frontera entre Turquía e Irak a raíz de los ataques de los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) contra soldados turcos contribuyen también a la tensión. Los enfrentamientos podrían afectar las actividades de producción y exportación del crudo desde el norte de Irak, por lo que podría tener consecuencias para los niveles globales de oferta.

México, uno de los principales exportadores a EE UU, cerró el martes sus principales puertos de exportación de petróleo debido al mal tiempo, mientras que las noticias de un descenso de las reservas de crudo de EEUU han renovado los temores sobre los suministros, indicaron los expertos. Las reservas del mayor consumidor de petróleo del mundo descendieron en 5,3 millones de barriles la semana pasada, en lugar de un esperado incremento.