Inmobiliario

Anna Birulés reclama que se implanten en España los fondos de inversión REIT

La vicepresidenta de Renta Corporación, Anna Birulés, reclamó ayer la implantación en España de los REIT, fondos de inversión colectiva indirecta que existen en otros países europeos.

Anna Birulés, vicepresidenta del grupo inmobiliario Renta Corporación, abogó ayer por 'ampliar el abanico de posibilidades de inversión a través de fondos inmobiliarios en España que haga más atractiva la inversión extranjera'.

La ex ministra de Ciencia y Tecnología con el último Gobierno de José María Aznar, se refirió durante su intervención, en un desayuno con la prensa organizado por la Asociación de Periodistas de Prensa Económica, a la conveniencia de que España adoptase la figura de los REIT (Real Estate Investment Trust), empleada en otros países europeos. Son fondos de inversión colectiva indirecta en el sector inmobiliario en los que la sociedad que los gestiona no paga impuestos a cambio de repartir anualmente gran parte de sus beneficios entre sus accionistas, que son quienes tributan, a través de dividendos.

La existencia precisamente de este tipo de fondos en Francia son los que propiciaron a finales de los años noventa y principios de este siglo el desembarco en ese país de numerosas inmobiliarias españolas.

Para su implantación en España se requiere 'el mismo cambio legislativo que cuando se introduce un nuevo fondo inmobiliario' explicó Birulés. 'Lo importante de esta figura no es tanto el trato fiscal como su presencia como instrumento complementario a otros fondos', añadió. 'El momento actual podría ser indicado para profundizar en la inversión extranjera en el inmobiliario español, nuestro mercado puede mejorar la regulación', señaló.

La ejecutiva de Renta Corporación apuntó la conveniencia de implantar esta figura en España al hilo de las medidas que en su opinión podrían mejorar la situación del sector inmobiliario. 'Es evidente que hay una desaceleración en el mercado inmobiliario', afirmó. Pero advirtió que no se está 'discriminando entre empresas y el mercado' y que se atribuye al sector inmobiliario 'una responsabilidad que no tiene'. En opinión de Birulés la crisis hipotecaria surgida en Estados Unidos ha creado un problema de liquidez que ha endurecido los créditos al sector inmobiliario.

En este contexto la vicepresidenta de Renta Corporación aseguró que su compañía 'está a salvo de la crisis' por la naturaleza de su negocio. La empresa presidida por Luis Hernández de Cabanyes compra inmuebles que rehabilita y vende. 'Estamos orientados al resultado y la expansión internacional es clave en nuestro crecimiento', apuntó. 'El interés por los inmuebles de calidad sigue intacto'. No obstante Birulés señaló que dada la situación alguna inmobiliaria 'se quedará en el camino, pero esto forma parte de la vuelta a la normalidad'.

Renta Corporación comunicará sus últimos resultados trimestrales este jueves. 'Están en línea con las expectativas', adelantó Birulés. 'Renta adoptó medidas contra el riesgo aumentando la rotación de sus activos y aceptando menor margen en las ventas', aseguró.

El discurso de las grandes inmobiliarias españolas

El discurso de las grandes inmobiliarias españolas ante la crisis del sector y los temores que suscita esta en la economía española ya está claro. La organización de las compañías en torno al Grupo Inmobiliarias por la Excelencia (G-14), a la que también pertenece Renta Corporación, ha desembocado de momento en un discurso unitario. Primero, las inmobiliarias, especialmente las cotizadas, no son culpables de la crisis actual, sino víctimas del parón financiero consecuencia de la crisis hipotecaria surgida este verano en Estados Unidos.

Segundo, la importancia del sector inmobiliario español en la economía del país requiere igualmente un trato importante. Las compañías reclaman por un lado que la banca no deje de financiar su actividad (una petición que ya lanzó la pasada semana el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero); y medidas legales, como la implantación en España de los REIT, que puedan mejorar el panorama.