Electrodoméstico

Taurus fabricará robots de cocina con I+D chino en Lérida

Taurus ha optado por fabricar una nueva generación de robots de cocina en la planta de Oliana (Lérida), descartando su deslocalización a China. Es más, los propios centros de investigación (I+D) de la firma en Asia, India y Sudáfrica asesorarán a la planta española para adaptar técnicamente el aparato a los gustos culinarios de sus mercados.

Contra toda lógica en las tendencias de deslocalización y globalización, el fabricante de electrodomésticos español Taurus ha decidido fabricar una nueva gama de robots de cocina en la planta española de Oliana (Lérida). La compañía ha invertido tres años en desarrollar un nuevo robot de cocina que funciona por inducción, sin las habituales resistencias. 'Esto supone una nueva forma de calentar los alimentos, que sólo incide en el recipiente y su contenido, controlando de forma más eficiente la temperatura y reduciendo el recalentamiento del aparato', aseguró el director de investigación y desarrollo (I+D) de Taurus Group, Lluis Trench.

El nuevo electrodoméstico patentado ya ha conseguido una cuota de mercado en España del 53,6% en valor dentro de la categoría de robots de cocina durante el periodo mayo-junio, según datos de GFK. La compañía asegura que este segmento cuenta con un fuerte potencial de crecimiento del 120% en unidades y del 203% en facturación. Trench indicó que las multinacionales del sector no han conseguido desarrollar un producto similar 'por el momento', razón por la cual 'hemos conseguido una cuota de mercado tan elevada'.

Un total de 70 personas se han encargado en exclusiva del desarrollo de Mycook, el robot que la compañía prevé introducir en todo el mundo. Taurus cuenta con centros de I+D en Oliana, pero también ha instalado laboratorios en Brasil, México, Sudáfrica e India, además de los dos que concentra en China. Todos estos centros han colaborado en la concepción de Mycook, aconsejando incluso a la sede central española sobre las especificaciones concretas de producción para cada país. Una de las ventajas referidas de la cocina por inducción estriba en un control preciso de la temperatura para cocinar. Esto significa que el aparato debe introducir cambios dependiendo de dónde se comercializa, aseguró Lluis Trench. 'No es lo mismo fabricar un aparato que cocina a base de aceite, tal y como estamos acostumbrados en la zona mediterránea, o a base de cremas, como en Gran Bretaña, o con yoghurt, en el caso de Grecia. También en India y China es diferente', aseguró el responsable de I+D de Taurus.

El caso es que Taurus ha invertido la tendencia del sector de electrodomésticos, que ha trasladado la práctica totalidad de la producción a países en desarrollo. La compañía propiedad de Ramon Termens y Jorge Tornini fabrica actualmente en Oliana y en la segunda factoría española de Organyá (Lérida) las gamas más altas de batidoras, centros de planchado, cafeteras y el robot Mycook. La compañía produce estos productos en España para proteger la patente, 'aunque hoy en día la competencia te puede copiar desde China', argumentó Trench, y porque tienen un elevado componente tecnológico. El Mycook cuenta con 200 componentes (un aspirador tiene 40), y ha requerido 100 moldes (frente a los 15 de un aspirador).

Diversificar como principal estrategia

Desde que la Generalitat catalana se desprendió de la propiedad de la mayoría del capital de Taurus en diciembre de 1997, Ramon Termens y Jorge Tornini han diversificado la actividad de la compañía dentro del sector de electrodomésticos, incluso en el segmento de menaje. Así, Taurus se adjudicó la factoría de lavadoras de Domar, culminando su presencia en todas las gamas el año pasado, al entrar en el sector de producción de cocinas (encastre) y de máquina herramienta, es decir, con la producción de taladradoras y otros productos de bricolaje.