Industria

El grupo SPA, contratista de Defensa, inicia un proceso de quiebra

El grupo industrial SPA, especializado en actividades de mantenimiento y servicios a vehículos blindados, ha iniciado un proceso de concurso voluntario ante la falta de viabilidad de la compañía. La petición de concurso, que afectará a alrededor de 120 trabajadores, se ha hecho tanto para la matriz del grupo, SPA, como para la filial SPA MIR, ambas ubicadas en el mismo polígono industrial de Getafe (Madrid).

Fuentes del grupo explicaron que el proceso concursal se ha tenido que iniciar ante la importante caída de la cifra de negocio y de la contratación sufrida desde 2005. Según sus datos, el grupo ha pasado de facturar una media de 22-25 millones anuales a sólo 15 millones. Sus clientes principales son el Ministerio de Defensa y otros organismos públicos del ámbito de la defensa y la seguridad.

Las mismas fuentes señalaron que, ante esta situación, los propietarios de la compañía han tratado de buscar un socio mayoritario que se hiciera cargo del grupo. Las conversaciones con Ficosa, principal candidato a comprar SPA, fracasaron en julio.

Desde CC OO criticaron la mala gestión del grupo y lamentaron que sus responsables no hayan negociado un plan de viabilidad para tratar de salvar a la empresa.