Grupo aeroespacial

Accionistas minoritarios critican la continuidad de Lagardère en EADS

Accionistas minoritarios de EADS criticaron ayer, en la junta extraordinaria del grupo, la continuidad de Arnauld Lagardère como consejero pese a su implicación en un posible delito por uso de información privilegiada. El empresario galo advirtió que no se irá de la compañía

La junta general extraordinaria de EADS, celebrada ayer en Ámsterdam, fue finalmente más revuelta de lo que se esperaba. En principio, sólo se trataba de ratificar los cambios en la estructura organizativa del grupo aeroespacial europeo acordados antes del verano por los socios de referencia (Francia y Alemania) para tratar de despolitizar su gestión. Sin embargo, las investigaciones abiertas por las autoridades judiciales galas y alemanas ante un posible delito de información privilegiada cometido por una veintena de responsables de EADS empañó la marcha de la reunión.

En el turno de preguntas y respuestas (que no fue incluido en el archivo de audio sobre la junta que EADS colgó en su web), varios grupos de accionistas minoritarios del consorcio criticaron la continuidad de Arnauld Lagardère como consejero de la compañía.

El empresario galo, uno de los magnates de la comunicación del país vecino y amigo del presidente Nicolas Sarkozy, es uno de los gestores investigados por el regulador francés AMF y por los jueces galos por la venta de acciones de EADS antes de que los títulos de la compañía se desplomaran en Bolsa tras hacerse públicos los retrasos acumulados en el proyecto estrella del grupo, el superavión A-380.

AIRBUS GROUP 116,50 -3,59%

Lagardère era el copresidente del grupo hasta la reforma organizativa que se aprobó ayer, tras la que ha pasado a convertirse en consejero en representación de Sogeade, el holding que canaliza la participación de Francia en EADS.

Un portavoz de Appac, asociación que representa a un sector de minoritarios del consorcio, afirmó ayer que los accionistas no podían reelegir como consejero a alguien considerado 'incompetente'.

En la misma línea crítica, Colette Neuville, de la asociación de minoritarios ADAM, preguntó por qué la cúpula de EADS tenía interés en extender el mandato de alguien 'que no hace más que decir que no sabía lo que ocurría' en la compañía.

Pese a estas acusaciones, Lagardère dejó claro que seguirá en la empresa, 'para defender los intereses del grupo'. 'Si quieren que me vaya, tengo que responderles que no lo haré', respondió.

El nuevo presidente único de EADS, Rüdiger Grube, aprovechó su intervención ante la junta para agradecer el trabajo de Lagardère como máximo responsable del grupo y volvió a criticar la existencia de un juicio paralelo en este caso. Así, calificó de 'deplorable' que información 'confidencial' de las investigaciones en curso se haya filtrado a la prensa e insistió en el derecho a la presunción de inocencia de todos los implicados.

En este sentido, volvió a reiterar que las comunicaciones públicas de EADS se han ajustado en todo momento a la ley y a lo exigido por los reguladores. Admitió que el programa del A-380 tenía riesgos por su gran 'complejidad', pero los dio por superados y adelantó que desde este momento la dirección del grupo trabaja por recuperar el ritmo de sus proyectos clave.

Un nuevo consejo más operativo

La reforma de los estatutos de EADS aprobada en la junta extraordinaria de accionistas de ayer trata de establecer un modelo de gestión más eficiente y operativo, lo más alejado posible de las probables interferencias políticas.

Así, además de acabar con la bicefalia tradicional y nombrar a un único presidente (Rüdiger Grube) y un único consejero delegado (Louis Gallois), el consejo de administración amplía sus competencias y establece un sistema de funcionamiento de mayoría simple (salvo para decisiones estratégicas y nombramientos clave). En la misma línea, Gallois y un comité ejecutivo tendrán manos libres para aprobar inversiones que no superen los 350 millones de euros y para designar a los directivos de las principales filiales del grupo.

El nuevo consejo amplía el número de independientes hasta cuatro, entre los que se han incluido el primer miembro no europeo (el empresario anglo-indio Lakshmi Mittal) y el primer consejero británico (John Parker).