Fraude en la empresa

Cuatro de cada cinco empresas son víctimas de fraude interno

Robos, pérdidas de información y malversación de fondos son sólo algunos de los fraudes que más sufren las empresas. En conjunto, cuatro de cada cinco se reconocen víctimas de ataques que, de media, les ocasionan daños por 14 millones de euros.

En los últimos tres años, el 80% de las empresas de todos los sectores reconoce haber sido víctima de algún tipo de fraude. El robo de material, por ejemplo, es lo que más padecen, seguido de la pérdida de información. Así lo reconocen los responsables de las 900 empresas que han participado en una encuesta mundial recogida en el Informe global sobre Fraudes elaborado por la consultora de seguridad y riesgo Kroll.

El daño por fraude en las grandes empresas (las que tienen un rendimiento anual de 3.500 millones de euros) les cuesta unos 14 millones de euros de media, según el informe. De estas, una de cada diez llegó a perder 70,7 millones de euros.

La alta rotación de personal es, para el 32% de los entrevistados, la principal causa del fraude. La complejidad de las tecnologías de la información (31%), la entrada a nuevos mercados (28%) y la mayor colaboración entre compañías (26%) son otros de los responsables del aumento del fraude, algo que así perciben la inmensa mayoría de las empresas. De hecho, el 81% de las empresas sienten que su exposición a los daños aumenta.

Según explicó ayer Bruce Goslin, consejero de Kroll, no se puede hablar de empresas más o menos afectadas por el fraude puesto que es el área geográfica la que es más determinante. Detrás de esto, se encuentra el diferente grado de protección legal. Así, China es el país donde más empresas han sufrido algún tipo de fraude (el 38%). Sin embargo en la India -economía con la que compite el gigante asiático- sólo el 14% de las compañías se declara afectada.

A la hora de cualificar el daño del fraude, el estudio señala al sector servicios como el que tiene una pérdidas más elevadas, 10 millones de euros de promedio por empresa, lo que significa más del doble del promedio correspondiente a todos los sectores industriales. El sector de la salud y el farmacéutico es, también, otro de los más vulnerables. Según el estudio, es uno de los que más posibilidades tiene de esperar un aumento del fraude. Aunque son las compañías del sector de los recursos naturales las que se consideran más expuestas al fraude, en concreto al que adopta la forma de corrupción.

En cuanto a los métodos para combatir el fraude, la mayoría de los negocios (58%) designa a la función de auditoría o de finanzas internas la responsabilidad. Así los controles financieros (79%) y la seguridad de las tecnologías de la información (70%) son los métodos más utilizados.

Proveedores falsos y tráfico de influencias

Aunque el Informe Global sobre Fraudes no hace una referencia concreta a España, los responsables de la consultora Kroll tienen claro que en España, el sector más afectado es, lógicamente, el que más se ha desarrollado en los últimos años, el de la construcción.

A la hora de valorar cuál es el tipo defraude que más afecta a las empresas españolas, José María Piñero, director gerente asociado de Kroll, apunta al robo de activos -uno de los más frecuentes en todos los ámbitos- y a las relaciones con proveedores (pagos a proveedores que no existen), el uso de la información privilegiada y el pago de sobornos. En todo caso, Goslin subrayó que, en general, aún existe 'cierta vergüenza' por parte de las empresas a reconocer que dentro de ellas hay fraude, lo que dificulta cualquier análisis.