Valores

El sector inmobiliario se descuelga del 'rally' de la Bolsa española

Astroc, AISA, Urbas y Metrovacesa son los valores que acumulan las mayores pérdidas anuales

El sector inmobiliario español ha vuelto a quedarse descolgado del último rally protagonizado por la Bolsa, que la semana pasada tocó nuevos máximos históricos. Las perspectivas, además, son bastante pesimistas. 'La restricción del crédito sigue siendo muy visible. Y el inversor, sobre todo los internacionales, desconfían de las inmobiliarias españolas. Nosotros seguimos viendo interés en las constructoras, pero no en las inmobiliarias', señala José Luis Martínez, de Citi.

La peor parada ha sido AISA, actualmente en conversaciones de fusión con Astroc. La empresa dedicada a la gestión del suelo, construcción y rehabilitación de viviendas se ha dejado más de un 17% entre el 17 de septiembre, fecha en la que el Ibex inició su escalada, y el pasado viernes. Desde enero, cae más de un 48%, hasta los 10,83 euros, su cambio más bajo desde febrero de 2006.

Astroc, la compañía que desencadenó el desplome del sector a finales del mes de abril, ha conseguido recuperar casi un 4% en poco más de un mes, pero aún así conserva el peor registro anual de todo el mercado continuo. Sus acciones acumulan una pérdida desde enero del 73,47%, por lo que su precio se sitúa ya a 10,15 euros.

A la inmobiliaria valenciana le siguen Urbas y Metrovacesa, con descensos anuales del 48% y del 34%, respectivamente. Colonial, por su parte, ha sufrido un recorte del 30% desde enero y del 9% en el último mes.

Los expertos insisten, además, en que las expectativas no van a mejorar de momento; más bien todo lo contrario. Un informe de Standard & Poor's señala que los mercados inmobiliarios de España, Irlanda y Reino Unido se encuentran sobrevalorados en un 20%, por lo que la agencia de riesgo estima que 'la corrección podría ser prolongada'.

Una opinión cada vez más extendida. Julio Coca, gestor de Inversis Banco, considera que el ciclo inmobiliario en España está agotado. Este experto recomienda entrar en compañías que en los últimos años se han preparado para el nuevo escenario con la diversificación de su negocio. æpermil;ste es el caso, apunta, de Ferrovial, FCC, Acciona y ACS.

En este negativo contexto, sólo un escaso puñado de valores del sector han conseguido desmarcarse de la tendencia general. Obrascón Huarte ha ganado entre el 17 de septiembre y el pasado viernes casi un 28%, porcentaje que coincide con su mejora anual. La empresa se está viendo beneficiada por su reducida dependencia del mercado residencial, según los analistas.

El detonante de las subidas ha sido en otros casos los movimientos corporativos. Así, Inbesòs cerró la pasada semana con un avance del 37,5%, después de que sus principales propietarios (la familia Vila) anunciaran la venta de su participación del 55%. En el año, Inbesòs se ha revalorizado un 79%.

Otra pequeña inmobiliaria, Montebalito, también ha despuntado con un alza del 13,3% desde mediados de septiembre, tras desprenderse de un parque fotovoltaico.