Banca

Las entidades de América Latina llegan a España

Llega a Madrid una avalancha de entidades de América Latina

En la década de los noventa las empresas españolas desembarcaron en Iberoamérica. En esta ola de inversiones el sector financiero nacional jugó un papel destacado. Ahora, se desarrolla un fenómeno idéntico, pero en sentido contrario: varias entidades bancarias de América Latina acaban de poner el pie en España. La primera en desembarcar fue Bancolombia, que abrió una oficina de representación en julio del año pasado. A lo largo de 2007 han hecho lo propio el brasileño Itaú y los ecuatorianos Banco de Guayaquil, Pichincha y Bolivariano.

La principal actividad del grupo de Medellín es promover créditos para la adquisición o reforma de inmuebles en Colombia, sobre todo viviendas y locales comerciales. 'Apenas tenemos publicidad, nos conocen a través de ferias y por el boca a boca', explican fuentes de la entidad. El servicio de remesas es el principal motor de esa comunicación oral. Bancolombia es conocido entre sus conciudadanos por ser agente pagador de los giros efectuados a través de La Caixa, Caja Madrid y Banco Popular, así como de remesadoras como Ría, Quisqueyana, Europhil y Uno Money Transfers. En España residen 286.969 colombianos, según el INE.

Ecuador es el origen de tres de los grupos financieros que acaban de aterrizar. 'Las remesas nos ha hecho dar el salto a todos. Con la oficina de representación queremos promocionar otros productos financieros, como las hipotecas o las cuentas corrientes', reconoce Gabriela Moreno, de Banco Bolivariano.

Esta entidad es el quinto grupo financiero por activos de su país, donde dispone de 51 oficinas. Hasta junio había ganado 10 millones de dólares y contaba con una cartera de créditos de 490 millones, de los que 53 millones iban destinados a la adquisición de vivienda. Actúa como pagador de La Caixa, Caja Madrid así como de la plataforma de remesas de la CECA. También trabaja con agencias de envíos de dinero como Latinoenvíos, Telegiros, Europhil, RD Money Transfers y Master Envíos.

La predilección de las entidades ecuatorianas por la Península Ibérica no es casual. Ecuador cuenta con 13,5 millones de habitantes dentro de sus fronteras. En España residen otros 456.641.

Precisamente, es a este colectivo a quien se dirige el Banco Pichincha. La mayor entidad financiera de Ecuador, dispone de 276 oficinas y 1,5 millones de clientes en su país de origen. El pasado 4 de octubre abrió un local en Madrid desde donde promueve la contratación de depósitos, créditos, fondos de inversión y seguros. En el primer semestre logró un beneficio de 28 millones.

El Banco de Guayaquil, otro recién llegado a este lado del Atlántico, es el segundo grupo financiero de la nación andina. Ahí cuenta con 127 oficinas y hasta junio ganaba 19,5 millones de dólares. Es pagador del dinero remitido a través de Santander, BBVA, Caja Madrid y Caixa Galicia, pero sobre todo se le conoce en España por ser objeto de deseo de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. La entidad alicantina quiere comprar un 15% de este banco, pero está pendiente de la aprobación del Banco de España.

El negocio con empresas habla portugués

Prácticamente todas las entidades que acaban de llegar a España tienen un mismo objetivo: sus conciudadanos. Tanto Bancolombia, como Banco Pichincha, Banco de Guayaquil y Banco Bolivariano desean promover la contratación de productos de banca minorista como créditos, seguros o cuentas corrientes.

La excepción a esta tendencia la representa Banco Itaú. Este gigante financiero brasileño cuenta con 63.000 empleados por todo el mundo. El 12 de abril el Banco de España autorizó la apertura de una oficina de representación. La entidad espera inaugurar su nuevo local en los próximos meses. Su actividad se centra en 'apoyar a las principales empresas españolas y francesas con intereses en América del Sur y viceversa', explican desde Itaú.