Francesc de Paula Pons

'Vamos a centrar las ventas en el mercado de la rehabilitación de casas'

De Paula reconoce que las ventas de muebles y madera se han visto menos afectadas por la crisis de la construcción y más por la subida de tipos de interés. Asegura que las entradas a las tiendas de muebles han bajado un 40% desde la crisis hipotecaria en EE UU.

¿Está afectando la crisis de la construcción al sector del mueble?

El sector del mueble no va ligado directamente a la construcción. Hay muchas casas que se destinan al alquiler y se entregan vacías, y otras que se compran como inversión, por lo que tampoco requieren muebles. De lo que más dependen las ventas es del miedo a que se convierta en un gasto. Desde la crisis hipotecaria se han producido un 40% menos de entradas en las tiendas.

¿Ha ocurrido un fenómeno similar en el caso de la madera?

Respecto a las puertas de madera, existe un índice de reposición del 50%, de tal manera que la mitad de la producción va a obra nueva y el resto a casas ya construidas. Las propietarios de casas de segunda mano, cuando deciden hacer reforma, lo primero que cambian son las cocinas, los baños y las puertas. En el caso de los pavimentos, la tarima se ha puesto de moda en el sur de España, especialmente en Andalucía, por lo que se ha producido un consumo añadido que ha compensado la caída de la obra nueva.

¿Cuáles son las claves para la supervivencia de ambos sectores?

La clave puede ser la internacionalización del sector, hacia dos mercados con gran proyección, como Rusia y EE UU. Las ventas al exterior solo representan el 9% de la producción nacional.