Para invertir

El año dorado de las salidas a Bolsa

Seis empresas se han estrenado colocando 5.538 millones de euros, la cifra más alta en siete ejercicios, y otras ocho quieren estar cotizando antes de que finalice 2007

Las salidas a Bolsa en España florecen con la llegada del otoño. Clínica Baviera fue la primera del año en dar el salto, Realia le siguió los pasos y posteriormente desfilaron Solaria, Almirall, Criteria -el pasado 10 de octubre- y Codere, que vivió ayer su momento estelar. Y es que la crisis que golpea al mercado de crédito no está teniendo reflejo en la renta variable, puesto que este ejercicio, con más de 5.538 millones de euros en Ofertas Públicas de Venta (OPV) y de Suscripción (OPS), logra liderar el ranking, gracias sobre todo al holding de participaciones de La Caixa, en cuanto al dinero absorbido por el parqué en estrenos bursátiles desde 2000. En ese ejercicio, el de los máximos bursátiles al calor de la burbuja tecnológica, se vendieron títulos valorados en 14.010 millones de euros en este tipo de operaciones, según BME.

En cualquier caso, la vorágine de estrenos no terminará aquí, ya que se prevé un aluvión de papel antes de que finalice el ejercicio. En este mismo momento, hay un cuantioso número de empresas que están llamando a la puerta del mercado de valores con el objetivo de comenzar en el menor tiempo posible su andadura bursátil. Fluidra ya ha recibido luz verde por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y otras siete confían en obtener el visto bueno del supervisor durante los próximos días o semanas. 'Lo cierto es que la renta variable sigue dando pruebas de una volatilidad muy acusada, de tal forma que las compañías que tenían programado su debut están adelantando el calendario ahora que volvemos a vivir en un buen momento bursátil', explica Víctor Peiró, director de análisis de Caja Madrid Bolsa.

'Varias se habían retrasado, debido al mal momento sufrido por las Bolsas durante los meses pasados y ahora están dándose prisa. Eso sí, es necesario ser muy selectivo a la hora de elegir', señala Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4. De momento, todas las compañías que ya han hecho acto de presencia en el parqué durante este ejercicio pueden presumir de no registrar pérdidas. La más provechosa ha sido Solaria, con una escalada del 83,9% respecto al precio de colocación, mientras que Realia es la más abúlica, puesto que se fue a descansar el viernes a 6,5 euros por acción, el precio de la OPV.

Los inversores exigen valoraciones ajustadas para apostar por empresas sin historia bursátil

Las compañías aceleran sus planes de saltar al parqué para aprovechar el buen momento bursátil

Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros, razona que 'están acelerándose los planes para evitar que se sature el mercado'. 'Criteria, la colocación de mayor tamaño llevada a cabo hasta el momento, ha dado la señal para que las pequeñas compañías se decidan a dar el salto antes de que lo haga Iberdrola Renovables, cuyo plan es estar cotizando para el mes de diciembre', añade.

La falta de liquidez en el mercado de crédito a la hora de conseguir financiación constituye otro de los factores que justifican el buen momento de las salidas a Bolsa, a juicio de Bettina Gallego, de Inversis: 'Ahora mismo, resulta más sencillo obtener dinero a través de ampliaciones de capital que mediante emisiones de deuda', asevera. De hecho, cuatro de los seis debut consumados en lo que va de año -Solaria, Almirall, Criteria y Codere- estaban formulados a través de una OPS o, al menos, incluían un tramo de emisión de nuevas acciones.

Con todo, un directivo de banca de negocios advierte que 'los inversores, especialmente los institucionales, se están volviendo más exigentes respecto a las valoraciones de las firmas sin historial bursátil'. Así, Realia se vio obligada a rebajar el precio de referencia de su debut un 17,5% respecto al mínimo de la horquilla orientativa de precios, Fluidra ha bajado su valoración en torno a un 30% respecto la barajada hace tan sólo un mes, y tanto Codere como Criteria han preferido pecar de conservadoras y fijar sus respectivos precios en la parte baja de sus respectivas valoraciones.

Codere sube un 4,8% el primer día

Con buen sabor de boca.

Así es como puede calificarse el debut en el parqué del gestor de bingos y casinos. Pese a que marcó el primer cambio a 21,15 euros por título, sólo un 0,71% por encima del precio de referencia de la colocación, las órdenes de compra fueron tomando cuerpo con el paso de los minutos, de tal forma que consiguió cerrar con una revalorización del 4,76%, hasta 22 euros por acción. El presidente de Codere, José Antonio Martínez Sampedro, aseguró durante el bautizo bursátil de la firma que 'tiene un valor superior' respecto al precio de salida y que 'el crecimiento no se ha pagado'. Se mostró partidario de la profesionalización del juego, haciendo un llamamiento al Gobierno para que ponga en marcha una regulación estricta. El directivo hizo la misma petición para otros mercados en los que opera, como América Latina. Codere optó por la prudencia y situó el precio de referencia de la colocación en 21 euros por acción, el mínimo de la horquilla orientativa, cuyo máximo ascendía hasta 26 euros por acción. La firma adelantó además la fecha del estreno desde el día 25, el previsto inicialmente para el debut. Martínez Sampedro afirmó que en el capital habían entrado inversores de calidad, un numero respetable de ellos con más de un 1%, aunque ninguno con más de un 5%. La capitalización de Codere al cierre de la sesión del viernes alcanzaba los 1.188 millones de euros, lo que sitúa su PER (número de veces que el precio recoge el beneficio) de 2006 en 132,6 veces, si bien este ratio respecto a las previsiones del próximo ejercicio se modera hasta las 33 veces. Coincidiendo con su estreno bursátil, Codere comunicaba la firma de un crédito de 100 millones de euros suscrito por Barclays Capital, Credit Suisse y el BBVA. Codere ya había anunciado en su folleto previo a su salida a Bolsa que estaba negociando la obtención de esta nueva línea de financiación. Con ella, buscaba una alternativa para garantizar su expansión en México en el caso de que no siguiera adelante su salida al parqué. La compra del 49% del grupo CIE-Las Américas implica una inversión de 175 millones de dólares, que hará frente en las próximas semanas y que cubrirá con los ingresos de la OPS.

Criteria, alicaída

Miles de pequeños ahorradores, animados por la intensa campaña de publicidad de La Caixa, acudieron a la colocación en Bolsa de Criteria, pero de momento la rentabilidad que han obtenido con la inversión es bastante discreta. El holding de La Caixa ha escalado un leve un 1,9%, hasta 5,35 euros por acción, respecto a los 5,25 fijados como precio de referencia, al mismo tiempo que sus participadas han vivido un muy buen comportamiento desde el estreno. Así, Telefónica, de la que controla el 5,5%, se ha anotado un 17,4%; Repsol, un 7,15%; Gas Natural, un 7,2%; Agbar, un 0%; y Abertis, un 4,16%. Con todo, Fernando Espinosa, operador de Interbrokers, señala que, 'aunque no pueden esperarse cuantiosas revalorizaciones, a los precios actuales Criteria puede ser una buena opción de aquí a final de año'.

Fluidra, en plena campaña

Está a punto de finalizar el periodo de suscripción de la Oferta Pública de Venta (OPV) para los pequeños inversores, a los que se ha reservado el 29,52% de la oferta inicial (sin incluir el green shoe). El próximo martes 23 de octubre será el último día en que puedan realizar mandatos de compra, que tendrán preferencia en el prorrateo, y también se fijará el precio máximo minorista. El fabricante de piscinas representará un sector inédito hasta el momento en la Bolsa española y, en todo caso, el número mínimo de empresas cotizadas en otros mercados con un mix de negocio similar es muy reducido. El precio al que debutará oscila entre los 5,22 y los 7,55 euros por acción, lo que le otorgaría un PER (número de veces que el beneficio está recogido en el precio) correspondiente a 2006 de entre 25,5 y 30,95 veces. Esta valoración, que le daría una capitalización entre los 700,5 y los 850,3 millones de euros, es un 30% inferior a la realizada hace tan sólo un mes, un gesto que los expertos interpretan como una prueba de que los actuales accionistas quieren darle un cierto recorrido en el parqué. Fluidra, inicialmente centrada en la fabricación de piscinas, amplió sus líneas de negocio el año pasado con la compra de la que ahora es su división de tratamiento de aguas. De hecho, prevé un fuerte crecimiento de esta área, que en el primer semestre de este ejercicio representó el 26% de su facturación total. 'Su mayor problema podría ir de la mano de una eventual ralentización del mercado inmobiliario', reflexiona Alberto Alonso, socio director de AFP Inversiones, si bien señala que su elevada diversificación geográfica -sólo el 36,3% de las ventas de 2006 las realizó en España- es un elemento que juega a su favor'.

High Tech calienta motores

Si no hay ningún contratiempo, la cadena de hoteles urbanos tendrá aprobado el folleto de su salida a Bolsa la próxima semana. High Tech, eso sí, tendrá una capitalización reducida, a tenor de las valoraciones que le otorgan las entidades que están coordinando su salida a Bolsa, que oscilan entre los 141 y los 277 millones de euros. Dinamia, accionista de la empresa con el 30% del capital, es la menos benévola, puesto que en su último informe le asignaba un valor de 137,3 millones de euros, al compararla con sus rivales Accor, Sol Meliá, NH Hoteles, Whitbread, Hilton, Starwood y Felcor. El presidente de la compañía, Javier Candela, aseguró esta semana que espera que el precio de la colocación se sitúe en el punto intermedio de las valoraciones de los bancos. En todo caso, la operación estará restringida a los inversores institucionales, tal y como ha ocurrido con Codere y Solaria. La compañía se postula como un valor de crecimiento y tanto Banesto Bolsa como ING coinciden en que no distribuirá dividendos a medio plazo. La entidad holandesa señala además que puede ser una opción atractiva para otras hoteleras del sector, puesto que su elevado free float (capital que cotiza libremente en el parqué), que se situará en torno al 70% del capital, la convierte en un objetivo fácilmente adquirible. High Tech pretende ser líder de su segmento -hoteles de tres y cuatro estrellas dirigidos a clientes de negocios y turísticos de ciudad- y alcanzar los 80 establecimientos en 2011. Debido a que en 2006 registró pérdidas, no tiene PER (número de veces que el beneficio está contenido en el precio). Banesto estima que entrará en beneficios en 2008, si bien ING retrasa dicha fecha un ejercicio adicional, hasta 2009.

Otro aluvión de papel aguarda su momento de gloria

Todavía queda mucho por salir. Se espera que el folleto de la OPS y OPV de Renta 4, que además tendrá un tramo reservado a los pequeños inversores, se apruebe la próxima semana, de tal forma que pueda estar en Bolsa en el mes de noviembre. También la inmobiliaria Tremón ha vuelto a reafirmase esta semana en sus intenciones de salir al parqué, pese a los problemas que están sufriendo sus colegas del sector. Eso sí, Iberdrola Renovables será la que acapare toda la atención de los inversores. Los expertos coinciden en que el momento del sector en Bolsa es óptimo y que, por lo tanto, puede ser una excelente oportunidad de inversión, si así lo permite la valoración, que de momento se sitúa entre los 20.000 y los 25.000 millones de euros. Del mismo sector, aunque con un tamaño notablemente más reducido, Eolia, participada por Nmás1, también está dando los pasos para comenzar su andadura bursátil. Vértice 360 debutará en Bolsa de una forma original, puesto que su matriz, Avánzit, repartirá el 15% de la compañía en forma de dividendos. Para más adelante, ya en 2008, también están previstas las salidas de Itinere, la filial de concesiones de Sacyr, valorada en 6.223 millones de euros, y del grupo Isolux Corsán, que ya intentó debutar en 2001.