Informe

Telefónica, El Corte Inglés y el Santander, las tres favoritas de los jóvenes para trabajar

Trabajar en Telefónica, las Administraciones Públicas, El Corte Inglés y el Grupo Santander es el objetivo ideal de las personas entre 18 y 30 años, según un estudio elaborado por PeopleMatters. El informe, basado en 1.802 encuestas, apunta que la notoriedad de la compañía y la fortaleza de su marca comercial son condicionantes para entrar a trabajar.

El informe asegura que hay diferencias entre géneros, ya que las mujeres se decantan más por una empresa u otra en función de las posibilidades que tengan de conciliar vida laboral y familiar, mientras que los hombres condicionan su elección sobre todo en función del plan de carrera que ofrezca la compañía.

A la hora de abandonar la empresa, el 33% de los consultados lo haría si estuviera descontento con su sueldo, mientras que el 21 por ciento dejaría su puesto por un mal ambiente laboral.

Las posibilidades de promoción y el equilibrio entre la vida personal y profesional tienen ¢muy poca relevancia¢ a la hora de despedirse de un trabajo entre los empleados de niveles económicos más bajos.

Según explicó el director de director nacional de Flexiplan, Emilio Arce, dos de cada tres jóvenes estarían dispuestos a cambiar de ciudad si su trabajo lo exigiese, aunque sólo la mitad se mudaría a otro país.

En este sentido, apuntó que los jóvenes están dando una importancia creciente a que el puesto de trabajo esté cerca de su hogar, de forma que no tengan que emplear mucho tiempo de su ocio en desplazarse.

Negociar contratos

El documento afirma que el 50% de los jóvenes consultados cree que puede negociar las condiciones laborales ante una oferta, y un 47% considera que está en posición de exigir más.

Para Jiménez, estos resultados son un reflejo del rápido cambio que está sufriendo el mercado laboral, ya que cada vez hay más puestos de trabajo que tienen dificultades para ser cubiertos, lo que da a los jóvenes cualificados una posición de fuerza.

Por ello, indicó, las empresas de hoy en día se esfuerzan cada vez más por atraer y retener a los trabajadores con más talento mejorando, sobre todo, los salarios, lo que, en su opinión, puede provocar que las compañías caigan en una ¢espiral inflacionista¢.

También previno contra las tasas de paro muy reducidas que hay en ciertas comunidades autónomas, ya que esto puede generar dificultades para cubrir nuevos puestos de trabajo.