Depósitos

Caja Navarra lanza un depósito ligado a un plan de pensiones

Caja Navarra ha lanzado un depósito IPF, es decir, una imposición a plazo fijo, que da una rentabilidad adicional del 5,5% anual al plan de pensiones, informó la entidad financiera en un comunicado.

La inversión, un mínimo de 2.000 euros, se reparte a partes iguales entre una imposición a plazo de doce meses y un plan de pensiones que ofrece diversas posibilidades a elegir por el cliente en función del riesgo y la rentabilidad.

Caja Navarra destacó que la legislación ha reducido el volumen de aportaciones anuales a los planes de pensiones para las personas mayores de 52 años.

Así, hasta el año pasado se podía aportar al plan de pensiones un máximo, según edad y a partir de 52 años, de 24.250 euros, cuantía que podía doblarse con el plan de pensiones de empleo.

Sin embargo, este año la ley ha cambiado y las aportaciones máximas en el conjunto de España se han reducido hasta los 12.500 euros al año, que incluyen aportaciones personales y de empleo.