Hipotecas 'subprime'

El 29% de las hipotecas de EEUU en 2006 fueron de alto riesgo, según un estudio

El 29% de las hipotecas contratadas en 2006 en Estados Unidos se firmaron con altos tipos de interés debido al elevado riesgo de impago de sus titulares, frente al 16% de dos años antes, según un estudio publicado hoy por el diario económico The Wall Street Journal.

Durante los últimos tres años, en EEUU se cerraron 43,6 millones de hipotecas, de las que 10,3 millones fueron préstamos 'subprime', con altos tipos de interés.

El diario -que dice haber analizado 130 millones de créditos hipotecarios de la última década- asegura que, a diferencia de lo que afirmaban los economistas cuando comenzaron las turbulencias en el mercado hipotecario de EEUU, las hipotecas de alto riesgo no se han concedido solo a personas con bajos ingresos, de barrios urbanos y con poca capacidad para obtenerlos en circunstancias normales.

El mapa de las hipotecas ''subprima'' es más amplio de lo que se pensaba inicialmente y abarca, según el periódico, "desde pequeños pueblos en el medio de ninguna parte a barrios urbanos, pasando por zonas residenciales periféricos ricos".

Por ejemplo, apunta que el número de personas de raza blanca y con ingresos anuales de más de 300.000 dólares que pidieron créditos de alto riesgo durante el año pasado aumentó el 74% respecto al ejercicio anterior.

El encarecimiento de los precios de las viviendas en la última década en EEUU ha hecho que un gran número de familias de clase media y alta hayan solicitado créditos con altos tipos de interés para poder comprarse casas caras que normalmente estarían fuera de su alcance.

Según los datos del estudio, a finales de 2008 se revisarán al alza los tipos de interés de hipotecas de alto riesgo cuyo valor asciende a 660.000 millones de dólares, por lo que es previsible que aumente el número de personas que no podrán hacer frente a los pagos.

La consultora inmobiliaria RealtyTrac informó hoy de que sólo durante el pasado septiembre se abrieron en EEUU 223.538 procesos de ejecución de hipotecas, lo que supone casi el doble que en el mismo mes del año anterior y la segunda cifra más alta desde enero de 2005, tras el récord registrado en agosto.