Finanzas
Santander ultima la venta de la mayoría de sus edificios a Ortega
Santander ultima la venta de la mayoría de sus edificios a Ortega

El Santander ultima la venta de la mayoría de sus edificios a Amancio Ortega

Amancio Ortega y el Santander mantienen negociaciones muy avanzadas que desembocarán previsiblemente en un acuerdo próximo de venta. El empresario gallego se quedará con todos los edificios de Santander en España puestos a la venta excepto la Ciudad Financiera de Boadilla y las 1.250 sucursales propiedad del banco en el país.

Amancio Ortega, presidente y fundador de Inditex, mantiene negociaciones ¢muy avanzadas¢ con el banco que preside Emilio Botín para la adquisición de la mayoría de los inmuebles propiedad de Santander en España y que este seguirá ocupando en régimen de alquiler. El empresario gallego ha ofertado finalmente por tres de los cinco lotes de edificios que ha puesto a la venta el primer banco español. Botín espera obtener en conjunto 4.000 millones de euros.

Los lotes a los que opta Ortega comprenden el edificio que ocupa Santander en el Paseo de la Castellana, 24, de Madrid con 23.000 metros cuadrados; e inmuebles emblemáticos en Valladolid, Zaragoza, Barcelona, Palma de Mallorca y Málaga, que ocupan en conjunto 31.000 metros cuadrados. También están incluidos edificios en las ciudades de Bilbao, Oviedo, Valencia y Sevilla, de una superficie total de 32.000 metros cuadrados (de los que un tercio corresponde a la sede de Valencia).

Según fuentes del sector inmobiliario consultadas, las negociaciones ¢están muy avanzadas y prácticamente puede decirse que Ortega se quedará con esos lotes¢. Portavoces de la entidad presidida por Emilio Botín no quisieron ayer comentar estas informaciones.

SANTANDER 5,80 -1,04%
INDITEX 34,86 -0,60%

Santander anunció a mediados de este año la venta de su parque inmobiliario en España, a excepción de su sede histórica en la capital cántabra, y el simultáneo alquiler a largo plazo de los mismas instalaciones. Se trata de la mayor operación de este tipo ­financiera sobre activos inmobiliarios­ acaecida en el país. El segundo banco español, BBVA, comunicó prácticamente en las mismas fechas la venta de algunos de sus inmuebles más representativos.

La operación coincide con la oferta de compra lanzada por Santander y sus socios, Royal Bank of Scotland y Fortis, sobre el holandés ABN Amro y en la que el banco español pagará 19.900 millones. El consorcio ha logrado un 86% de aceptación en su oferta que supone, con 71.000 millones, la mayor compra financiera de la historia.

El resto de activos que Santander ha puesto a la venta es la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, en Madrid, que ocupa 1.350.000 metros cuadrados de los que 432.000 metros cuadrados están construidos. Y las 1.250 oficinas bancarias propiedad del Santander en España, que ocupan en total una superficie de 450.000 metros cuadrados (el Santander dispone de 2.857 agencias en el país, de las que 1.250 son de su propiedad).

Las fuentes consultadas en el sector inmobiliario indican que el Santander prosigue por otro lado con las negociaciones para la venta de la Ciudad Financiera de Boadilla y las sucursales que posee el banco en España.

Por estos dos lotes de activos se han interesado firmas financieras, inmobiliarias e ¢inversores poco habituales en estas operaciones en España¢, señalan las fuentes consultadas que subrayan que las ofertas que han llegado al banco ¢son por el momento muy buenas¢. Las mismas fuentes explican que la posibilidad de que el Santander hubiera vendido en bloque todo su parque inmobiliario era bastante ¢inverosímil¢.

Sobre las propuestas que maneja Santander referentes a sus oficinas bancarias en España las fuentes afirman que son ¢por todas en conjunto¢ aunque también existen ofertas que contemplan pujar por parte de las sucursales. Las firmas que podrían optar a estos activos son, entre otras, Goldman Sachs, General Electric y Deutsche Bank.

De un gran imperio textil a otro inmobiliario

Ahora que se habla de crisis en el sector inmobiliario en España (también en Estados Unidos y en otros mercados) el que pasa por ser el español más rico, asiduo a las listas Forbes, Amancio Ortega, apuesta por la compra de inmuebles. El fundador del imperio textil Inditex está creando otro imperio, este inmobiliario. Este mismo mes Ortega ha comprado, junto con Banif, un edificio de oficinas en el centro de Berlín por 275 millones de euros.

En el último año, el empresario gallego ha adquirido un edificio centenario en el centro de Roma por 130 millones y otro en Londres diseñado por Norman Foster. Participa junto con Caixa Galicia y Manuel Jove en el fondo inmobiliario Azora Europa que pretende invertir 1.000 millones de euros en los próximos cinco años en Europa del Este. Se ha hecho con dos edificios en Madrid, uno en el Paseo de la Castellana 70, por 105 millones, y otro en la Plaza de la Independencia, con Restaura, por 40 millones de euros.

¿Por qué esta apuesta por el sector inmobiliario? Posiblemente existan al menos dos razones (además de la presunta presión fiscal por invertir). Por un lado, es en estos momentos de caída de precios en los que los grandes empresarios inmobiliarios españoles (desde la familia Sanahuja hasta Joaquín Rivero pasando por Luis Portillo o Fernando Martín, entre otros muchos) han aprovechado para comprar barato. Ortega no hace más que emularlos. Por otro lado, el beneficio que el presidente de Inditex puede sacar en estas operaciones son a largo plazo. A muy largo plazo en el caso de la compra de activos del Santander; da la impresión que Amancio Ortega realiza estas operaciones pensando en el futuro de sus herederos.