CNMV

Acciona y Enel alcanzan el 92% del capital de Endesa en la opa

Fin de la opa a Endesa. La CNMV anunció el viernes que Enel y Acciona han conseguido un 92,06% del capital de la eléctrica, del cual, un 25,01% será propiedad de la constructora y el resto, de la italiana. El próximo 18 se prevé celebrar un consejo para proceder al relevo.

Con el anuncio del resultado de la opa por el 100% de Endesa, la CNMV dio por concluido el viernes un proceso que ha durado más de dos años. La oferta ha sido aceptada por el 46,05% del capital (los dos accionistas ya tenían otro 46,01%), lo que supone un 85,3% de las acciones a las que se dirigía y un 92,06% del capital total. A la oferta de EE UU corresponden 4,5 millones de acciones, sobre las 487,6 millones adquiridas.

De esta manera, y según los pactos suscritos por los aliados hispano-italianos, Acciona pasa a controlar un 25,01% del capital de la eléctrica española (ya tenía el 23,01%) y Enel se hace con el 67,05%, frente al 24,9% declarado previamente.

Una vez liquidada la oferta y anotadas en el registro las nuevas acciones, los propietarios se concentrarán en el día después: el de la toma de control de la compañía. Así, según fuentes de Endesa, su consejo de administración se reunirá el próximo 18 y, con toda probabilidad, en él se producirá el relevo, con la ratificación de Rafael Miranda como consejero delegado (en el caso de que acepte la oferta que tiene encima de la mesa), el nombramiento del nuevo presidente (todo sigue apuntando al presidente de la constructora, José Manuel Entrecanales) y la dimisión de varios consejeros que darán paso a representantes de los nuevos accionistas.

ENDESA 21,18 1,39%
ACCIONA 79,10 1,02%

Según fuentes de los mismos, el objetivo es controlar dos tercios del consejo que, en estos momentos, cuenta con 10 miembros, aunque los estatutos establecen un máximo de 14. De producirse un atrincheramiento, algo altamente improbable, Enel y Acciona podrían convocar una junta extraordinaria para destituir a una parte del consejo. En estos momentos, la eléctrica italiana y la constructora tienen dos representantes (Borja Prado y Fernando D'Ornellas), cuyo nombramiento fue consensuado con Endesa en la junta ordinaria de junio.

Aunque no se produjo ninguna reacción conjunta por parte de las compañías, algo sorprendente por tratarse del fin exitoso de una larga opa, el consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, aseguró en Italia que se trataba 'de una buena noticia para los accionistas. He sido informado que hemos conseguido el 92% del capital. Ahora somos una utility multinacional'. Y es que, recuerdan en Enel, la opa de Endesa es la mayor adquisición llevada a cabo nunca por una compañía italiana en el extranjero, incluida la compra de un banco alemán por parte de Unicredito.

Pese al escaso 8% que queda en Bolsa, los accionistas no pedirán una exclusión de la misma y, todo apunta, a que regresará al Ibex. La última cotización de la eléctrica se situó en 39,81 euros, frente a los 38,77 euros el jueves.

La holding deberá ser autorizada por la CNE

Enel y Acciona están, hoy por hoy, obligadas a pedir autorización a la CNE para el trasvase de más de un 10% de las acciones de Endesa a la holding de nueva creación que establece sus pactos parasociales. A la newco se traspasaría un 50% de Endesa y sería controlada por Acciona con un 25% del capital más tres acciones. En su dictamen sobre la opa, que fue recurrido por las afectadas el 6 de agosto ante Industria, el regulador se negó a dar una autorización plena a la operación de control de Endesa, y se limitó a darla sólo para la opa.

Así, la CNE considera que el traspaso de acciones a la holding es una operación de compra y requiere un expediente autorizatorio por la función 14. Al menos, en tanto se resuelve el recurso, en el que Enel y Acciona piden amparo para librarse de este permiso, y siempre que Industria se lo admita (algo probable dados los antecedentes) para lo que tiene hasta noviembre. Según los pactos, el trasvase a la holding se puede hacer hasta 2010, pero los accionistas tendrían intención de acelerarlo a efectos de consolidación contable. En todo caso, esa traba no impide el control conjunto.