CincoRed

Skype y Vonage ponen en 'cuarentena' la voz por internet

La presión de las operadoras, el exceso de agresividad y la nueva competencia amenazan el futuro de varias empresas del sector

Algunas de las principales empresas independientes dedicadas al negocio de la telefonía de voz por internet (VoIP) se enfrentan al momento más crítico de su historia. Y en algún caso no sería descartable incluso su desaparición dados los problemas para mantener la estela de crecimiento y alcanzar el umbral necesario de rentabilidad.

La última crisis fue protagonizada esta semana por Skype, la filial de Ebay. La empresa anunció su decisión de provisionar 1.430 millones de dólares (unos 1.020 millones de euros) para hacer frente a las pérdidas de su división de VoIP, derivadas en buena medida por la devaluación de esos activos. Además, el grupo anunciaba también la dimisión de Niklas Zennstrom, cofundador de Skype (y de Kazaa), y hasta entonces consejero delegado.

La decisión de Ebay devolvió a la actualidad el debate sobre si la cantidad pagada en 2005, en torno a 2.600 millones de dólares, había sido justa. 'Hubo sobrepago, sin duda', señala Roman Scharf, fundador de Jajah, otra compañía del sector.

También Vonage, la mayor empresa de VoIP de EE UU, vive un mal momento. En los últimos dos meses, la firma ha perdido sendos juicios ante Verizon y Sprint por violación de patentes, lo que le ha obligado a desembolsar casi 127 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios. Numerosos analistas no descartan una crisis de liquidez en Vonage y advierten que podría entrar en quiebra en los próximos meses. En los mercados se da credibilidad a estos pronósticos. Desde su salida a bolsa en la primavera de 2006, las acciones de Vonage acumulan una caída del 94%.

No sería la primera en caer. Este verano, SunRocket, uno de los rivales de Vonage, cesó sus operaciones, dejando sin servicio a más de 200.000 clientes.

Causas

Jorge Pérez, catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid, cree que las empresas de VoIP han chocado con las tarifas planas en las llamadas (comercializadas junto al servicio de banda ancha) que han lanzado las operadoras tradicionales en la telefonía fija. 'La tarificación en llamadas nacionales es muy similar', señala este experto, quien cree que sólo son interesantes los segmentos de llamadas internacionales realizadas por empresas o por colectivos como los inmigrantes. Además, Pérez cree que las firmas de VoIP no han tenido éxito en áreas como las llamadas a móviles porque los acuerdos con las operadoras para establecer los tarifas de terminación de las llamadas por el uso de la red no permiten ofrecer unos precios ventajosos a los clientes finales para que cambien de operador.

A su vez, Scharf tiene claro que Vonage entró en el sector de una manera 'demasiado agresiva y ahora el sector está contraatacando', comenta el ejecutivo de Jajah, quien añade que así no se puede sobrevivir. Herme García, director general de Peoplecall, empresa española de servicios de VoIP, afirma que en el caso de Vonage 'se trata de una operadora tradicional con un negocio tradicional, pero basado en VoIP'. Además, recuerda que otro de sus problemas fundamentales ha sido el coste financiero de adquisición de nuevos clientes, explicando que 'la velocidad de crecimiento no se sostuvo y las necesidades de fondos eran enormes con lo que la ventaja inicial de usar las redes de otros se volvió en su contra a la hora de añadir servicios que mejorasen los ingresos por cliente (arpu)'.

En relación a Skype, Scharf cree que su tecnología es demasiado complicada. 'El usuario tiene que comprar el hardware como los headphones, descargar un software e instalarlo... son demasiados obstáculos', explica.

Herme García indica que Skype tiene un modelo de negocio nuevo, 'estilo internet' con un producto muy bien definido que simplemente no ha alcanzado las expectativas que Ebay puso en ella. 'Pagó de más, al menos 900 millones de más, y Google más Skype hubiera sido mejor que Ebay más Skype', asegura el responsable de Peoplecall, quien cree que la primera hizo un mal negocio al pensar que le iba a ayudar a mejorar el conjunto de sus actividades de la misma forma que lo hizo el sistema de pagos PayPal.

En cualquier caso, todos los expertos señalan que la VoIP es un fenómeno creciente y la mayoría se atreve a decir que en pocos años, todas las llamadas de teléfono serán enrutadas por internet. Y cada vez hay más empresas que se dedican a esta actividad, adaptándose a modelos de negocio o usuarios específicos. Deltathree, Net2Phone, Mediaring, Go2Call...

En este grupo de compañías, Peoplecall se ha especializado en llamadas desde los locutorios, realizadas sobre todo por inmigrantes. Jajah se ha posicionado en el negocio de las llamadas internacionales desde móviles a precio de llamada local. Lo cierto es que esta última ha contado con el respaldo de empresas como Intel o Deutsche Telekom, que decidieron entrar en su capital. Una prueba de que apuestan por la VoIP pese a las decepciones de Vonage y Skype.

Insuficiente aumento de ingresos

Durante los últimos trimestres, tanto Skype como Vonage han mantenido la estela del crecimiento en sus ingresos. Sin embargo, según señalan diversos analistas, ha sido inferior a lo previsto. Además, estos expertos han advertido sobre el menor ritmo de crecimiento. Por ejemplo, Skype elevó sus ingresos un 13% en el segundo trimestre con respecto al primero hasta 90 millones de dólares. Por el contrario, en el periodo entre enero y marzo, el crecimiento en relación al cuarto trimestre de 2006 había sido superior al 19%.

Asimismo, en los siete trimestres comprendidos desde octubre del año 2005 cuando Ebay cerró la compra de Skype, los ingresos totales obtenidos por esta última han sido de 388 millones de dólares, muy lejos de los 2.600 millones pagados por su adquisición. Para muchos ha sido una decepción.

El caso de Vonage es similar. La empresa ha visto como el aumento de ingresos se ralentizaba pasando de una subida del 8,2% en el primer trimestre de 2007 con respecto al último de 2006, a un incremento del 5,1% entre abril y junio, en este caso en relación al periodo entre enero y marzo. De igual forma, la empresa no ha logrado salir de pérdidas en ningún trimestre desde su salida a bolsa en la primavera de 2006. Desde ese momento, las pérdidas acumuladas (pese a su progresiva reducción hasta situarse en 18 millones en el segundo trimestre de 2006) ha acumulado unos números rojos de 254 millones de dólares. Una situación que ha provocado una pérdida de confianza en la empresa.

l En este escenario han surgido comentarios sobre posibles movimientos corporativos en el sector de la VoIP. Esta semana, Thestreet.com apuntaba la opción de que Ebay vendiera Skype a una operadora de telefonía o a alguna firma de internet como Google.