Motor

Daimler prescinde de Benz en su nueva vida

Desaparece DaimlerChrysler tras la escisión de la compañía alemana de la americana

El fabricante de automóviles antes conocido por DaimlerChrysler abrió ayer un 'nuevo capítulo', según las palabras del presidente Dieter Zetsche. Borrando, eso sí, parte de su historia. El consejo de administración provocó ayer la ira de parte de su masa accionarial al lograr que se aprobase durante una junta extraordinaria celebrada en Berlín la denominación social de Daimler AG, dejando definitivamente de lado el nombre Benz.

La historia de la automoción comenzó con estos nombres. Carl Benz construyó el primer coche propulsado por un motor a combustión en 1885. Ese mismo año, harían lo propio Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach. En 1926, Benz y Daimler fusionarían sus respectivas compañías, Benz & Cie y DMG, lo que daría lugar a Daimler Benz

Esta denominación perduraría hasta 1998, año en el que el grupo adquirió Chrysler en una operación valorada en 36.000 millones de euros. Poco menos de nueve años después, y harto de los quebraderos de cabeza provocados al otro lado del Atlántico, la parte alemana y la estadounidense decidieron tomar caminos separados. DaimlerChrysler cerró el pasado 3 de agosto la venta del 80,1% de Chrysler a Cerberus por un importe de 5.500 millones de euros, una operación anunciada en mayo durante la presentación de resultados anuales del grupo. Daimler mantendrá una participación del 19,1% en el grupo estadounidense.

Como consecuencia de la transacción, la corporación alemana registrará en los resultados correspondientes a este año una carga de 2.500 millones, cifra inferior a los 3.000 millones de euros previstos inicialmente.

Ayer, Zetsche trató de calmar a sus accionistas asegurando que 'el orgulloso nombre de Carl Benz no sólo va a permanecer en un lugar preeminente, sino que va a tener una significativamente mayor visibilidad'. A partir de ahora, la división de automóviles se llamara Mercedes-Benz Cars, en vez de Mercedes Car Group (es decir, Mercedes-Benz, Smart y Maybach) como hasta ahora. De igual manera, la unidad de vehículos comerciales se llamara Mercedes-Benz Vans y la financiera DaimlerChrysler Bank se rebautizará como Mercedes-Benz Bank.

A partir de ahora, Mercedes-Benz dispondrá de más recursos financieros para poder hacer frente al empuje de su principal rival, BMW, que en los últimos ejercicios ha desplazado a la firma de la estrella del primer lugar del lujo en la automoción.

Zetsche, eso sí, puso el acento en la rentabilidad durante su alocución a los accionistas.

El margen sobre ventas ha de situarse alrededor del 10% en 2010, y anunció que la división ya ha logrado superar el objetivo para este ejercicio, que estaba fijado en el 7%. Daimler también reiteró su compromiso de alcanzar un Ebit (beneficio antes de intereses e impuestos) de 8.500 millones de euros y lograr de media un margen de beneficios del 7% durante cada ciclo de producto en su unidad de vehículos comerciales. Mercedes-Benz construye las furgonetas Viano y Vito en su planta radicada en Vitoria.

'La fuerza de nuestras marcas es uno de nuestros principales activos', aseguró ayer Zetsche, a la vez que añadió que está convencido de la buena evolución futura de sus acciones. Ayer, los valores subieron el 0,3%, a 73,05 euros. En lo que va de año, su cotización ha crecido un 56,1%.

Chrysler se aparta de la carrera con BMW

La fusión con Chrysler, lejos de resultar lo ventajosa que se suponía que iba a ser, ha sido en la mayor parte de los casos un lastre para el grupo de marcas Mercedes Car Group y para Mercedes-Benz en particular.

En 1998, en el año de la fusión, la firma de la estrella vendía 200.000 coches más que su gran rival BMW. Esta distancia se amplió hasta 250.000 unidades al año siguiente. Sin embargo, Chrysler comenzó a requerir atenciones, lo que obligó a desviar recursos a Detroit, como ha reconocido el presidente de Daimler, Dieter Zetsche.

El declive experimentado por Mercedes-Benz durante la primera mitad de la década coincidió con el auge de BMW, que ha incrementado sus ventas en un 69,5%, mientras que el que fuera líder ha pasado a una segunda posición tras vender sólo el 26,8% más entre 1998 y 2006.