Mercado

Las constructoras alejan al Ibex de los 14.800 puntos

La Bolsa española ha cerrado la sesión con un descenso del 0,45% lastrado por las constructoras, en una jornada en la que el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra han decidido mantener los tipos de interés tanto en la eurozona como en el Reino Unido.

La Bolsa española ha registrado al cierre de la sesión un descenso del 0,45% hasta alcanzar los 14.718 puntos arrastrado por las pérdidas generalizadas del sector constructor, en una jornada en la que los inversores han esperado a conocer las declaraciones del presidente del BCE para vislumbrar el futuro movimiento de tipos, que se han mantenido en el mismo nivel.

De esta manera, las mayores pérdidas del selectivo las registra Ferrovial, que ha destacado con descensos del 4,28% después de haber sido la víspera el mejor valor del selectivo con un alza superior al 3% tras acoger los inversores de forma positiva las nuevas propuestas tarifarias para los aeropuertos londinenses que gestiona su filial BAA. Tras la constructora, se encuentran ACS, con un descenso del 2,87%, Acciona (-2,33%) e Inmobiliaria Colonial (-2,08%).

Telefónica, que en los tres últimos meses se había convertido en el mejor valor del selectivo con una subida del 18% y que ha registrado unas pérdidas del 1,46% hasta los 18,89 euros, es, según un operador,¢el valor que parece estar metido de lleno ahora mismo en un tendencia de correcciones después de haber actuado prácticamente de valor refugio durantes las recientes turbulencias financieras¢.

En el lado positivo se encuentran los títulos de Banesto, con un 2,19% más, Iberia (+2,03%), Bankinter, que acumula un 1,63%, y NH Hoteles (+1,25%). Al margen del Ibex 35, Vueling ha cerrado la jornada plana con sus títulos cotizando a 8 euros, tras dos jornadas consecutivas de fuertes caídas acaecidas tras su reciente 'profit warning' y después de que Goldman Sachs recortara ayer su recomendación sobre la aerolínea a ¢vender¢ desde ¢neutral¢ y estableció un precio objetivo a 6 meses de 2,5 euros.

La compañía quiso salir ayer al paso de especulaciones sobre la evolución de sus ventas y afirmó que se encuentran en línea con lo previsto para esta época del año y que dispone en la actualidad de una caja de 110 millones de euros.

Wall Street, por su parte, abrió con alzas debido a que el dato sobre pedidos de subsidio por desempleo mantuvo a raya los temores sobre la situación del empleo y por el descenso de los precios del petróleo, que bajaban por quinto día consecutivo.

En el mercado, el euro mantiene posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,4137 unidades. La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba cinco centésimas y se situaba en el 4,38%, en tanto que el efectivo negociado ascendió a 5.966 millones, de los que algo más de 1.100 procedieron de operaciones pactadas entre inversores institucionales.