Juicio

Gescartera ofrecía una renta del 25% a clientes especiales

El dueño de Gescartera, Antonio Camacho, suministraba una 'quiniela' con las rentabilidades a ofrecer en renta variable y renta fija, que eran del 25% en el caso de clientes 'especiales', y, además, supervisaba el proceso para achacar minusvalía a inversores que les salvasen de pagar a Hacienda.

Así lo revelaron ayer los acusados Miguel Ángel Vicente y Agustín Fernández Ameneiro, durante la séptima sesión del juicio oral por este escándalo financiaron

Vicente reconoció, al igual que los otros imputados que, por un lado, estaban los clientes normales y, por otro, otros inversores especiales que, como su familia, recibieron rentabilidades del 23% al 26% por cantidades asignadas a renta fija, lo que hizo multiplicar su patrimonio por quince.