'Telecos'

Aetic asegura que la nueva asociación Redtel es un lobby, no una patronal

El lanzamiento de Redtel, la asociación de las cuatro principales operadoras de telecos, ha provocado malestar entre las compañías del sector de tecnologías de la información. Su asociación empresarial, Aetic, asegura que tiene estructura de lobby y en ningún caso de patronal.

Redtel, la nueva asociación de empresas que agrupa a los cuatro principales operadores de telecomunicaciones españolas, Telefónica, Vodafone, Orange y Ono, ha generado un evidente malestar entre las empresas del sector de tecnologías de las sociedad de la información que se agrupan en la patronal Aetic, presidida por Jesús Banegas.

Fuentes de esta agrupación empresarial, una de las más importantes de la CEOE, aseguran que en un país como España donde la sociedad civil es todavía débil, la creación de nuevos grupos de interés debe ser siempre bien recibida. Sin embargo, estiman que Redtel no cumple ninguno de los requisitos que se requieren para constituirse en patronal y mantiene, por el contrario, una clara composición y estructura de grupo de presión o de lobby.

Una patronal, según las fuentes citadas de Aetic, es una agrupación de empresas abierta y transparente que, en primer lugar, tiene que estar inscrita en un registro del ministerio de Trabajo. Este requisito, según las fuentes citadas, no es cumplido por Redtel.

Las patronales, en segundo lugar, tienen que tener una vida social democrática. Cualquier compañía de la actividad a la que representan debe tener la opción de incorporarse como miembro de pleno derecho. La expresión de su voto permitirá constituir mayorías y minorías a la hora de tomar decisiones.

Redtel, desde el punto de vista de las fuentes de Aetic citadas, tiene una composición cerrada. Otras operadoras de telecomunicaciones que no se encuentran entre las fundadoras no tienen derecho a incorporarse al grupo. Las decisiones en su seno no se toman por mayoría, sino que tienen que adoptarse por unanimidad y todos los componentes tienen, en ese sentido, derecho de veto.

En Aetic se entiende que los intereses que han dado vida a la formación de Redtel pueden defenderse con totales garantías en el seno de la patronal tradicional. Las fuentes citadas señalan que entre las cuatro operadoras que han fundado la nueva asociación existen contradicciones en sus objetivos lo suficientemente evidentes como para prever que las posibilidades de actuación coordinada y solidaria sean muy escasas.

Fuentes oficiales de Redtel consultadas se negaron a realizar cualquier tipo de comentario sobre la actitud de Aetic.

Observadores del sector no alineados en esta pugna han señalado que el malestar de las empresas industriales de Aetic ha sido evidente desde que hace tres meses se conoció la voluntad de las operadoras de telecos de constituir un nuevo instrumento asociativo.

Interpretan que en el desencuentro pueden influir elementos de personalismo entre diferentes protagonistas, y que existe también un trasfondo de descontento por parte de las operadoras de telecomunicaciones españolas por la falta de resultados concretos obtenidos a través de Aetic ante los grandes retos a los que se enfrentan los operadores de red en el momento en el que deben desplegar las redes de señales de gran capacidad.

El gran perjudicado por el nacimiento de Redtel, en opinión de estos observadores, no es Aetic sino la agrupación de operadores de telecos alternativos Astel que ha perdido a sus principales protagonistas. Indican que tres de las cuatro fundadoras de Redtel se mantienen en la patronal que preside Jesús Banegas y que no parecen tener la menor intención de retirarse.

En los últimos tiempos sólo la empresa de cable Ono, que preside Eugenio Galdón, ha abandonado Aetic.

AETIC

La patronal de las empresas de la Sociedad de la Información, Aetic, agrupa de manera directa a 300 compañías y, a través de agrupaciones con sus homólogas de las comunidades autónomas, a más de 1.000. Sus asociadas facturan 70.000 millones al año.

Al margen de los usos asociativos en Europa

Uno de las principales reproches que hace Aetic a Redtel es que rompe con cualquier modelo patronal homologable en Europa. Las principales operadoras de telecomunicaciones de la UE pertenecen a asociaciones muy similares a Aetic y, en la mayoría de los casos, participan en federaciones de ámbito continental en las que también está la española. El operador incumbente alemán Deutsche Telekom está asociada a Bitkom, una patronal en la que conviven las compañías de servicios, como Telefónica O2 y Vodafone, y los fabricantes de equipos. Además está federada con Aetic.

France Télécom-Orange no está integrada en ninguna patronal.

Telecom Italia forma parte de la agrupación empresarial Asstel en la que también están integrados los operadores alternativos. Las compañías dedicadas a la fabricación se agrupan en Anie. El antiguo operador monopolista del Reino Unido, BT, comparte patronal tanto con sus nuevos competidores en el mundo de los servicios de telecomunicaciones, como con los fabricantes de equipos de comunicaciones y los productores de equipos de electrónica. La asociación se llama Intellect. En Suecia, el operador incumbente Telia-Sonera también ha decidido defender sus intereses en asociación con los fabricantes y competidores.