Tecnología

Vonage, el líder de la VoIP en EE UU, al borde de la ruina

Vonage, la mayor operadora de telefonía de voz por internet (VoIP) de EE UU, está a punto del colapso. Un juez federal condenó a la compañía a pagar una multa de 49 millones de euros a Sprint Nextel en concepto de daños y perjuicios por violación de patentes. La pasada primavera, otro juez condenó a Vonage a pagar una multa de 41 millones a Verizon por una causa similar.

La repercusión fue inmediata. Las acciones de Vonage se hundieron ayer en Wall Street (por momentos la caída rondó el 30% quedando el precio de los títulos por debajo del límite de un dólar). Desde su salida a bolsa en mayo de 2006, las acciones han caído un 95%.

Numerosos analistas han coincidido en que el futuro de la operadora corre graves riesgos. Stanford Group señaló que la empresa va a encarar una grave crisis de liquidez, mientras que Citigroup, Buckingham Research y Bear Stearns advirtieron que Vonage podría declararse en quiebra en los próximos meses.

Al mismo tiempo, otros expertos han recordado que Vonage ha estado perdiendo cuota de mercado ante las ofertas de tarifa plana en las llamadas lanzadas por las telefónicas y por operadoras de cable como Comcast. Vonage no sería la primera firma de VoIP que puede desaparecer. En julio, SunRocket, uno de sus rivales directos, decretó su cierre, dejando sin servicio a más de 200.000 clientes en EE UU.