AENA

Los espacios de la terminal de El Prat se asignan el martes

El consejo de administración de AENA se reúne el martes día 2 de octubre en Barcelona para decidir el reparto de los espacios de la nueva Terminal Sur entre las aerolíneas que operan en El Prat. La asignación, que está siendo discutida con la Generalitat, se hará a aerolíneas de diferentes alianzas aéreas.

La empresas pública Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), propietaria de la red de 48 aeropuertos estatales que existe en España, prevé convocar una reunión extraordinaria de su consejo de administración en Barcelona el próximo martes dos de octubre. El objetivo del encuentro es adoptar una de sus decisiones más complejas de los últimos tiempo, ya que puede levantar una fuerte polémica. En su orden del día se fijará como tema único la asignación de espacios en la nueva Terminal Sur del aeropuerto de El Prat en Barcelona.

Si el consejo termina con acuerdo y se adopta una decisión definitiva, a la finalización de la reunión se convocará una rueda de prensa para hacer público el resultado.

Fuentes solventes han señalado que la convocatoria del consejo ha sufrido distintas variaciones en los últimos días. En un principio se había previsto que pudiera celebrarse el viernes día 28 de septiembre y todavía es posible que en vez del próximo martes, se reúna al día siguiente; el tres de octubre.

La asignación de los espacios que utilizarán las compañías aéreas en el nuevo edificio ha sido discutida por AENA con los responsables de este área de la Generalitat. Las fuentes citadas aseguran que hasta el momento de la celebración del consejo no habrá una decisión final. Sin embargo, otras fuentes del sector aéreo señalan que, a diferencia de lo que ocurrió con la asignación de espacios en los dos edificios de la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas que es utilizada por Iberia y sus socios en One World, en este caso se impondrá un reparto entre aerolíneas de diversas alianzas.

El proceso de adjudicación de la Terminal Sur coincide con un momento en el que las principales aerolíneas españolas, a excepción de Air Europa, se encuentran inmersas en situaciones de cambio en su estructura accionarial, lo que genera dificultades añadidas a la hora de vislumbrar cual será su ubicación en el futuro panorama del sector. Iberia y Spanair se encuentran inmersas en procesos de venta y Vueling vive un momento de turbulencias en su accionariado.

Estos hechos ponen un punto más de incertidumbre en los criterios de decisión que pueda aplicar el consejo de la empresas propietaria de los aeropuertos públicos.

En este contexto, el presidente de la Generalitat, José Montilla, ha pedido públicamente que en el acuerdo de asignación de espacios que se conocerá el martes se incluyan 'mecanismos de revisión' atendiendo a la enorme movilidad de 'alianzas y accionistas' de las compañías aéreas.

Montilla defendió en una intervención pública el pasado lunes que El Prat debe concebirse en el futuro como un 'un nodo de comunicaciones globales' y que su Gobierno necesita 'disponer de mecanismos de revisión' sobre la decisión de adjudicación de la Terminal Sur, 'para asegurar que cuando entre en funcionamiento se dan los servicios requeridos'.

55 millones de pasajeros cada año

La Terminal Sur del aeropuerto de Barcelona responde a un diseño de Ricardo Bofill, el arquitecto catalán que ha protagonizado las modificaciones de El Prat en los últimos tiempos. La ampliación tanto de los edificios como de las pistas incrementará la capacidad operativa del aeródromo de los 62 despegues y aterrizajes a la hora de hoy hasta 90. Con ello crecerá el tráfico de pasajeros hasta 55 millones al año. La superficie edificada suma 525.000 metros cuadrados y en sus pasarelas podrá estacionarse el avión más grande del mundo, el Airbus 380.