Alimentación

Casa Tarradellas construye una nueva fábrica de precocinados

Casa Tarradellas ha iniciado la construcción de un nuevo centro de producción en la localidad de Gurb (Barcelona), que se dedicará a elaborar productos a base de pan y en el que invertirá 30 millones de euros.

La construcción del nuevo centro productivo de Casa Tarradellas supondrá la creación de 100 nuevos puestos de trabajo, que se sumarán a los 1.200 empleados que ya tiene la empresa, según informó ayer la compañía en un comunicado. La inversión permitirá a la empresa ampliar su capacidad en la elaboración de precocinados.

Este nuevo complejo se sumará a los cuatro centros de producción actuales de Casa Tarradellas, ubicados en los municipios Gurb y Vic (Barcelona). Aquí, se produjeron 120.000 toneladas de productos en 2006. Entre otros, la compañía catalana elabora pizzas frescas, loncheados (jamón cocido y bacón), patés, quiches y sándwiches rellenos.

Según informó la empresa en un comunicado Casa Tarradellas, 'la creación del nuevo centro de elaboración de precocinados forma parte de la voluntad de la marca de mantener su liderazgo en pizzas y continuar fiel a su espíritu de innovación en la categoría, donde además de pizza elabora sándwiches, bocadillos y quiches'. En los últimos tres años Casa Tarradellas ha llevado a cabo una inversión de 60 millones de euros que se ha destinado a maquinaria y a mejorar las instalaciones. La compañía alcanzó una facturación de 470 millones de euros en 2006, un 11% más.

La construcción de este nuevo centro productivo supone una ampliación de las dos instalaciones que en 2003 se construyeron en el polígono Mas Galí de Gurb, orientadas a la elaboración de especialidades cárnicas y precocinados.