Las cuentas públicas de 2008

Izquierda Unida anticipa que enmendará a la totalidad el Presupuesto

El Gobierno no disfrutará del respaldo de Izquierda Unida a los Presupuestos de 2008, al menos en el debate de totalidad del proyecto de ley previsto para mediados de octubre, un duelo parlamentario entre el vicepresidente económico, Pedro Solbes, y el líder del PP, Mariano Rajoy, que tendrá su importancia a sólo cuatro meses de las elecciones. El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, criticó ayer a José Luis Rodríguez Zapatero por permitir que las cuentas del año que viene contengan un 'giro al centro' y 'mucho maquillaje social', razón por la que pedirá su devolución al Consejo de Ministros.

El respaldo de IU a los Presupuestos no es imprescindible para su aprobación, pues el vicepresidente Pedro Solbes tiene bastante amarrado el pacto con el PNV, el Grupo Mixto y Esquerra Republicana de Cataluña. Convergència i Unió aun no ha mostrado sus cartas y es probable que presente también una enmienda a la totalidad para después participar en la negociación de las enmiendas parciales. El líder de CiU en Madrid, Josep Antoni Durán i Lleida, le dijo ayer al presidente del Gobierno que el acuerdo alcanzado con la Generalitat sobre las inversiones en infraestructuras no cumple las previsiones del Estatuto autonómico, dejando ver que para que los nacionalistas catalanes avalen con sus votos estos Presupuestos necesitarán recibir alguna contrapartida extra.

El margen para encajar nuevas compensaciones no está agotado ya que Solbes ha reconocido que dispone todavía de, al menos, 200 millones para afrontar la tramitación de los Presupuestos en el Parlamento. Aún no hay ningún cálculo oficial sobre el coste que representará elevar a 3.500 euros el llamado 'cheque bebé' para madres solteras y familias numerosas y sigue sin saberse si Economía dará finalmente el visto bueno a la retroactividad de estas ayudas con fecha 1 de enero.

Rajoy no cree a Solbes y sí a los analistas

El BBVA, Caja Madrid, Analistas Financieros Internacionales e Intermoney son algunas de las firmas citadas ayer por el líder del PP, Mariano Rajoy, para intentar echar por tierra las previsiones de crecimiento para el año que viene defendidas por el presidente Zapatero y por el vicepresidente Solbes. Rajoy anticipó también que enmendará los Presupuestos de 2008 a la totalidad, pues considera que son 'electoralistas, ineficaces, injustos y sectarios'. Zapatero le recordó que ninguna de las previsiones económicas hechas por su partido desde 2003 se han cumplido.