CincoSentidos

Guerra civil y dictadura, cita cultural en Nueva York

Un ciclo de cine incluye una retrospectiva de Pere Portabella.

El 5 de septiembre de 1936 Robert Capa hizo su fotografía más conocida y la más relevante de la Guerra Civil española. El soldado caído, una instantánea rodeada de polémica sobre las circunstancias en las que fue tomada por un fotógrafo que tenía 22 años y se consagró por sus fotorreportajes bélicos. El Centro Internacional de Fotografía de Nueva York ha sacado de su archivo, entre otras, las fotos de ese día para entender esta imagen que, desde hoy y hasta el 6 de enero, forma parte de una exposición sobre la guerra, dominada por sus fotos de la contienda española y las de su compañera Gerda Taro.

La exposición se completa con Otras Armas, una muestra sobre la cultura de la impresión durante la guerra que organizó el Museo Reina Sofía de Madrid, y una instalación de Francesc Torres, sobre las excavaciones de las tumbas de Villamayor de los Montes como punto de partida de la exploración del legado violento de la guerra. La muestra del prestigioso ICP (en sus siglas en inglés) coincide con un programa audiovisual en el Museo de Arte Moderno (MOMA) que incluye dos ciclos de cine en los que se proyecta una intensa mirada a la producción cinematográfica durante y después de la dictadura de Franco. Un tercero se ocupará de los 10 años de apoyo al cine español, portugués y Latinoamericano por Ibermedia. El primero de los ciclos es una retrospectiva que comienza mañana del director político Pere Portabella en la que han colaborado la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior de España y el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. En el curso de este ciclo de 14 películas se proyectará la última cinta (El silencio antes de Bach) de un director que optó por no pasar la censura.

En una presentación ayer en el instituto Cervantes, Portabella aseguraba que estaba muy animado por estar en una ciudad a la que no pudo acudir en los setenta, cuando se presentaron sus obras, porque el régimen franquista le retiró el pasaporte. Larry Kardish, comisario de la muestra, califica a esta director de 'radical artista que ha ensanchado los límites del cine'. Portabella dijo que el actual cine hecho por las grandes empresas trata a los espectadores como si fueran adolescentes y que las nuevas tecnologías están cambiando por fin el cine.

Cine (des)censurado

El humor, el simbolismo y la metáfora hicieron que muchos directores pasaran la censura franquista y proyectaran un mensaje distinto del que el régimen auspiciaba. Buñuel y Bardem entre otros consiguieron mandar entre líneas un mensaje que para la comisaria del MOMA, Sally Berger es 'audaz y distintivo de una época'. Ese mensaje a través de Viridiana, Bienvenido Mr. Marshall, Muerte de un Cliclista y otras 17 películas más se proyectarán en el MoMA en el ciclo de España (Des)censurada del 17 de octubre al 5 de noviembre. El ciclo, en el que ha colaborado la promotora Pragda, se completará con la publicación de un libro sobre los avatares de estos directores, Breaking the code, editado por la filmoteca de Castilla y León.