CincoSentidos

La torre Rusia, de Foster, será el edificio más alto de Europa

La torre Rusia de Moscú, diseñada por el arquitecto británico Norman Foster, será el edificio más alto del continente europeo, pero no del mundo, con sus 612 metros y 130 plantas. Foster quería construir un rascacielos de 1.000 metros de altura, pero el alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, se negó, según informó ayer la prensa rusa.

Por esa razón, la torre, que tendrá forma de pirámide, no superará al Burj de Dubai, edificio de 807 metros cuya construcción concluirá el próximo año. Actualmente, el rascacielos más alto del mundo es el Taipei 101, de 508 metros de altura. La torre de Foster, que estará emplazada en el centro internacional de negocios Moscow City, costará unos 1.500 millones de dólares y su construcción concluirá en 2012. El inmueble, que tendrá medio millón de metros cuadrados de superficie, constará de hotel, centro comercial, salones de belleza, instalaciones deportivas, parque de atracciones, piscina y un garaje con casi 4.000 plazas, entre otras cosas.

Entre las obras de Norman Foster, uno de los arquitectos más cotizados del mundo, destacan la Torre de Collserola de telecomunicaciones, de 288 metros, construida en Barcelona con motivo de los Juegos Olímpicos de Verano 1992, y el edificio del Commerzbank en Fráncfort, de 299 metros de altura. El barrio conocido como la Moscow City, que se encuentra a orillas del río Moscova, albergará 15 rascacielos de distinta altura, lo que ha dado pie a los habitantes de la capital a bautizarlo como el Manhattan moscovita.