Aeropuertos

Ferrovial mantiene la emisión de bonos de 12.000 millones para BAA pero no concreta fecha

Ferrovial sigue adelante con el proceso abierto para emitir de bonos por importe de unos 9.000 millones de libras esterlinas (unos 12.800 millones de euros) con los que refinanciará la deuda asociada a su filial de gestión de aeropuertos BAA, pese a la actual coyuntura de mercado, informó hoy el director Financiero del grupo, Nicolás Villén.

Para Ferrovial, abordar la refinanciación de este endeudamiento es ¢positivo¢ para la empresa, pero ¢no imperativo¢. De hecho, según Villén, el grupo ¢esperarᢠa ejecutar la emisión si en el momento en que esté preparada para salir a mercado, las circunstancias no son las más óptimas.

Además, la compañía 'presume' de ¢una situación de solvencia bastante holgada¢. Del endeudamiento neto total de 31.300 millones de euros de cierre de junio de 2006, unos 29.500 millones de euros están asociados a concesiones de infraestructuras (BAA y autopistas) y cuentan con financiación a largo plazo.

Así, en la actualidad, Ferrovial ultima la fase de documentación de la emisión de bonos y, posteriormente, emprenderá los contactos con los bonistas. La titulización se dirigirá a inversores institucionales y tendrá un plazo de vencimiento de entre 30 y 40 años.

FERROVIAL 24,71 -3,74%

La compañía descartó incertidumbres en este proyecto por el proceso de revisión de tarifas de los aeropuertos de BAA actualmente abierto, por confiar en que finalmente permitirán mantener una rentabilidad en los ingresos de los aeródromos, o por eventuales problemas con competencia. La estructura de la operación ya contempla la eventualidad de tener que vender alguno de los aeropuertos.

Venta de activos

La compañía controlada por la familia Del Pino prosigue también con el proceso de desinversión de activos no estratégicos de BAA. Espera cerrar en la primera mitad de 2008 la venta de los aeropuertos que tiene en Australia y el negocio inmobiliario, y actualmente analiza la enajenación de la actividad de 'duty free'.

Con las dos primeras desinversiones (los aeródromos australianos y los activos inmobiliarios) la compañía podría obtener algo más de 2.000 millones de euros, según las distintas estimaciones realizadas por el mercado. Estos recursos se destinarán a amortizar la deuda de BAA que no se incluye en la emisión de bonos, la asociada a aeropuertos no regulados.

En cuanto a la evolución en bolsa de Ferrovial, la compañía defendió que no se trata de un valor ¢para jugar a corto plazo¢. La empresa, según su director Financiero, fue consciente de que entrar en BAA se generarían incertidumbres ¢que se castigarían en bolsa¢. No obstante, confía en que la determinación de las nuevas tarifas en BAA y la ejecución de la emisión impulsen el valor.