Mercado laboral

Curso nuevo, trabajo nuevo

"Durante todo el año somos como ratones en una rueda que para en vacaciones. Entonces tenemos tiempo para pensar a dónde nos lleva, si queremos seguir girando o cambiar de rueda". La gráfica reflexión de Ignacio Bueno, socio de la consultora Bethencourt, resume los pensamientos de muchos de los que deciden buscar un nuevo trabajo al regresar de vacaciones. A la vez, en otoño las empresas se plantean sus necesidades de cara al siguiente año y muchos jóvenes empiezan a buscar su primer hueco. El mercado se reactiva de a uno y otro lado y los movimientos aumentan.

"El mercado laboral en España está muy marcado por la estacionalidad. Existen dos grandes momentos para buscar empleo: otoño y enero", afirma Juan Antonio Esteban, director del portal InfoJobs.net, donde prevén que en este mes más de 4.250 personas dejen cada día su currículum. En porcentajes, la llegada de septiembre supone un incremento del 54% de las altas de los servicios de búsqueda de empleo en este canal.

Desde Adecco constatan también la reactivación del mercado en estos meses en los que la contratación suele subir en torno a un 15% más que la media del resto del año. El perfil del buscador y del buscado en esta época es, además, más 'senior', tanto en formación como en edad. A este perfil, se suma, según Infojobs.net, el del joven "con ganas de introducirse en el mundo laboral".

Per Kronholm, director de Adecco Finance & Legal, reconoce que aún es pronto determinar los porcentajes exactos en los que se moverá este otoño, pero tiene claro que el mercado se reactiva en todos los niveles. En los empleos que requieren menor cualificación, en los puestos medios y también en los perfiles profesionales 'más altos'. Las novedades del curso, según Kronholm las búsquedas a través de redes de contacto.

Los más buscados

En el primer grupo, desde Adecco destacan el aumento de la demanda de trabajadores en el sector de la hostelería, que sube por la reactivación de los negocios en ciudades como Madrid y Barcelona. Así, camareros de piso, cocineros y recepcionistas están entre los perfiles más demandados en los meses de septiembre y octubre.

Dentro de los segundos el 'top' de los más buscados está en el sector sanitario con una elevada demanda de médicos y enfermeras, un área que ya viene presentando esta tendencia durante todo el año. En el área tecnológica, Kronholm señala a los responsables de informática para empresas y programadores, entre otros. En el sector comercial y de comunicación, entre los más buscados están los delegados y técnicos comerciales y los especialistas de marketing y comunicación con conocimientos de Internet. En el financiero y legal, desde Adecco mencionan la alta demanda de auditores y contables.

Cazatalentos de alto nivel

Y los jefes también se mueven. "Tenemos mucho actividad en esta época. Se 'activa' gente que ya está trabajando y que quiere mejorar posiciones", explica Mónica Pérez Hurtado, de Bao & Partners, empresa especializada en búsqueda de directivos. "Algunos dejan ya el proceso encauzado antes del verano, pero hay otros que empiezan a moverse a la vuelta de vacaciones. Las empresas abren bastantes procesos y recibimos muchas candidaturas".

Pérez, que señala entre los puestos más demandados los relacionados con consultoría y nuevas tecnologías, hace una excepción a estos movimientos: el sector financiero. "Cobran el bono- la retribución variable que llevan en sus contratos- a final de año y no es buena época para negociar un cambio en las mejores condiciones. Aunque siempre hay excepciones, añade, "cada candidatura y cada proceso son distintos".

"No me voy por dinero"

Pero, ¿qué hace a unos y a otros querer cambiar de trabajo? Para Ignacio Bueno, de Bethencourt, las razones de un trabajador para decidir cambiar de aires van más allá del sueldo. Lo que denomina el 'salario emocional'. "Una vez que el trabajador tiene una retribución económica 'razonable' cambia por otros motivos: falta de posibilidades de desarrollo dentro de la empresa, no sentirse parte del proyecto o no tener un ambiente laboral sano".

Todos estos factores, explica Bueno, son en la actualidad decisivos a la hora de cambiar de empleo. "Antes se buscaba una empresa con 'marca', para toda la vida, que te aportara seguridad y un buen salario. Ahora se busca más flexibilidad, más posibilidades de conciliar y, sobre todo, nuevos retos intelectuales".

¿Y qué hacer para conseguir atrapar a los empleados? Para Bueno las claves están en una buena política de comunicación y en ofrecer un plan de desarrollo dentro de la compañía. "Es esencial que todos conozcan la estrategia, la visión de la empresa, que se sientan parte de ella", añade Bueno. Además, es clave que se diseñe una 'hoja de ruta' para cada trabajador que se adapte a sus necesidades, a sus aptitudes y que lo haga sentir parte del proyecto. Y que, concluye Bueno, los jefes "intenten crear un ambiente laboral sano y reconozcan el trabajo de la gente".