Aeropuertos

Abertis compra 15 aeropuertos de ACS en América por 271 millones

El grupo concesionario Abertis va a invertir 270,8 millones en potenciar su negocio aeroportuario en América. La firma ha acordado la compra del 100% de DCA, con participación en 15 aeropuertos en México, Colombia, Chile y Jamaica, a la constructora ACS.

Abertis ha depositado en México buena parte de sus expectativas de crecimiento a corto plazo. Allí pretende operar 12 aeropuertos una vez cerrada la adquisición de Desarrollo de Concesiones Aeroportuarias (DCA) a ACS, propietaria a su vez del 24,9% del conglomerado catalán. La operación ha sido valorada en 270,8 millones de euros y será financiada, según un comunicado remitido por Abertis a la CNMV, 'mediante líneas de crédito disponibles'.

Diversificación sectorial y geográfica, la suma de activos complementarios a los que ya tiene en el área de aeropuertos y la consolidación de Abertis en América, explican un movimiento en el que la compañía, que sigue buscando oportunidades tanto en América como en Europa, dice haber pagado 'por debajo de las operaciones recientes más importantes del sector'.

Su departamento financiero estima una tasa interna de retorno (TIR) del 10% al 12% y unos márgenes del 34% en el beneficio antes de intereses, impuestos y amortizaciones (Ebitda).

Como complemento a la fuerte posición de DCA en México, Abertis obtiene otras tres concesiones en Chile, Colombia y Jamaica, respectivamente. El conjunto de los aeropuertos participados por la filial de ACS espera un tráfico de 37 millones de viajeros en 2007. Entre sus activos más relevantes figuran los aeropuertos de Guadalajara (6,8 millones de pasajeros en 2006), Tijuana (3,8 millones) y Puerto Vallarta (3 millones), en México; la principal puerta de entrada en Chile, a través del aeropuerto de Santiago de Chile (6,9 millones); el colombiano de Cali (2,3 millones), y el Sangster International Airport (3,5 millones de pasajeros anuales), destino obligado para el turismo de Jamaica.

Abertis opera este tipo de instalaciones a través de TBI (90% Abertis, 10% AENA), unidad incluida en Abertis Airports con intereses -de salir adelante esta compra- en 29 aeropuertos de ocho países y un tráfico de 56 millones de pasajeros al año.

El paquete aportado por DCA sumó una facturación de 288 millones en 2006, con un Ebitda de 174 millones. Su distinto grado de participación en 15 aeropuertos le atribuyeron el pasado ejercicio una cifra de negocio de 39 millones de euros y un Ebitda de 16 millones.

La clave para Abertis reside en controlar Aeropuertos Mexicanos del Pacífico (AMP), en la que DCA comparte accionariado a partes iguales con AENA Internacional y la mexicana CMA. El 17% que AMP mantiene en el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) la convierten en primer accionista de la sociedad que opera las 12 concesiones mexicanas. 'El acuerdo de compra incluye la posibilidad de nombrar al director general de GAP y cuatro sillones en el consejo', cita un portavoz de Abertis.

Antes de este movimiento, Abertis era titular de 14 aeropuertos. Al cierre del primer semestre este sector le han generado 147 millones en ventas y un Ebitda de 43 millones. ACS, por su parte, se desprende de concesiones que, tras su construcción, se encuentran en fase operativa. El traspaso queda a expensas del visto bueno de las autoridades de Competencia, socios e instituciones financieras, pero Morgan Stanley, a través de un informe técnico, aprecia un camino libre de obstáculos para el mismo.

En 2007 no habrá una decisión sobre Atlantia

'No hay nada nuevo sobre nuestra participación en Schema28 y no tomaremos una decisión hasta enero o febrero'. Así se despachan desde Abertis los rumores sobre una próxima salida de Schema28 a cambio de un 6,6% de la concesionaria italiana de autopistas Atlantia (antigua Autostrade), como publicó ayer el rotativo italiano Il Sole 24 Ore.

La española cuenta con una participación del 13,3% en Schema28 que 'no sufrirá variaciones en el corto plazo', según fuentes oficiales de la empresa. El pasado mes de junio los socios de Schema28, propietaria del 50,1% de Atlantia, firmaron un pacto que establece la posibilidad de que Abertis pueda anticipar a febrero de 2008 la decisión de salir o no del capital de la misma.

Abertis defiende que ese acuerdo no ha sufrido variaciones y, por tanto, no ha tomado ninguna decisión.