_
_
_
_
Infraestructuras

Acuerdo para sumar 1.000 millones más a la inversión estatal en Cataluña

El vicepresidente segundo, Pedro Solbes, y el consejero de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, anunciaron ayer un acuerdo para calcular las inversiones que el Estado debe destinar en los próximos siete años a Cataluña para cumplir las previsiones estatutarias. A los 3.200 millones que se invertirán este ejercicio en infraestructuras procedentes de Fomento y Medio Ambiente, se sumarán casi 1.000 millones más que saldrán de las arcas de Defensa, Industria y Agricultura.

Solbes y Castells escenificaron ayer en el Ministerio de Economía un acuerdo que, en realidad, ya habían conseguido hace días sus equipos de trabajo y que descansa, sobre todo, en la aceptación por parte del Gobierno central de un criterio más flexible a la hora de considerar que son inversiones en infraestructuras. En los Presupuestos de 2007 sólo se han tenido en cuenta partidas procedentes de los Ministerios de Fomento y Medio Ambiente como consecuencia de una lectura restrictiva de lo que dispone el nuevo Estatuto catalán. De ambos departamentos proceden los 3.200 millones destinados este año a Cataluña. A partir del acuerdo alcanzado entre ambas partes, también serán consideradas territorializables las partidas para infraestructuras procedentes de los departamentos de Defensa e Industria, en lo que atañe a la inversión en I+D+i, además de Agricultura. Ello supondrá para Cataluña alrededor de 1.000 millones de euros más al año, según las previsiones barajadas por los negociadores.

La desconfianza de la administración catalana hacia la forma en que cada año se ejecutan los Presupuestos estatales ha llevado a Castells a incluir en el acuerdo alcanzado con Economía una cláusula de garantía por la cual el dinero destinado a Cataluña que no se ejecute será acumulable en el ejercicio siguiente. En el supuesto de que esta falta de ejecución se repitiera año a año, la inversión acumulada que no se haga efectiva se trasladaría a la Generalitat vía transferencia directa para que sea el Gobierno autonómico quien la destine a los proyectos que considere oportunos.

Castells recordó ayer que en Cataluña se da en los últimos años un porcentaje de ejecución de la inversión diez puntos por debajo de la media, situada en torno al 75% del presupuesto, lo que hace conveniente incorporar estas cláusulas de garantías. 'Hay un déficit de inversión en infraestructuras que debe ser compensado con un esfuerzo excepcional a lo largo de siete años. Hemos acordado unas reglas de juego para este periodo evitando así una especie de regateo anual', señaló Castells. Solbes afirmó que 'cuanto mejor le vaya a Cataluña, mejor para todos'. El vicepresidente se mostró satisfecho por haberse resuelto 'el problema de los números y poder empezar a hablar de los problemas reales'.

El pacto con la administración catalana le plantea al Gobierno el reto de no generar agravios comparativos con el resto de las comunidades autónomas, sobre todo a escasos seis meses de las elecciones generales. De ahí que se haya hecho coincidir esta negociación con la ronda de contactos abierta por José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Solbes con los presidentes autonómicos. El vicepresidente económico recibió ayer al extremeño Guillermo Fernández Vara para analizar la inversión en infraestructuras en esta comunidad, Zapatero se reunirá hoy con el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el jueves hablará en La Moncloa con el presidente andaluz, Manuel Chaves. La ronda comenzó con una audiencia a la presidenta de la comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. El resultado de estas entrevistas se reflejará en los Presupuestos de 2008 que el Gobierno aprobará el próximo viernes.

Sintonía en el 'Tripartit'

Antoni Castells ha informado al presidente de la Generalitat, José Montilla, del contenido del acuerdo alcanzado con Economía y hoy trasladará el informe correspondiente al Gobierno tripartito para que lo refrende y haya sintonía entre el PSC, ERC e IC.

El pacto hace reconsiderar a ERC el rechazo a las cuentas

Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) se verá obligada a reconsiderar su rechazo inicial a los Presupuestos estatales de 2008 a raíz del acuerdo alcanzado entre la Generalitat y Economía sobre el cálculo para establecer las inversiones en infraestructuras para Cataluña. El Estatuto de autonomía prevé que sumen el 18,8% del conjunto de la inversión estatal, el mismo peso que la economía catalana tiene sobre el conjunto de la economía nacional.El portavoz de ERC en el Parlamento autonómico y candidato a las elecciones generales, Joan Ridao, admitió ayer que están más cerca del sí a los Presupuestos del Estado con 'los 4.000 millones' que se barajan de inversión, aunque matizó que prefiere esperar a conocer 'de dónde salen' para pronunciarse de forma definitiva.Aún es pronto para aventurar si este acuerdo presupuestario arrastrará también a Convergència i Unió. Fuentes de la coalición nacionalista no descartan un voto afirmativo a las cuentas de 2008 en el supuesto de que el Gobierno central realice algún gesto que sirva para compensar a CiU. El año pasado, los nacionalistas catalanes llegaron a defender una enmienda de totalidad a los Presupuestos vigentes para luego retirarla, una vez Solbes se comprometió a crear un grupo de trabajo para revisar la metodología a seguir para calcular la inversión en infraestructuras.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_