Petróleo

El petróleo, al alza pese al aumento de producción de la OPEP

El precio del crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) subió el martes 80 centavos de dólar, situándose en 73,13 dólares por barril, mientras el grupo decidía aumentar la cuota oficial de producción en un 5,4%. El barril de Brent, de referencia en Europa, se mantiene en 76 euros.

La OPEP, Organización de Países Productores de Petróleo, acordó ayer incrementar su producción de petróleo en 500.000 barriles diarios a partir del 1 de noviembre en un intento de calmar a los mercados, preocupados por el suministro de crudo de cara al final del año.

El cartel elevará en 1,4 millones de barriles diarios el objetivo de producción, hasta 27,2 millones de barriles diarios, desde su actual nivel de 25,8 millones. Sin embargo, en términos reales este incremento representa sólo 500.000 barriles más al día desde sus niveles de producción actuales, puesto que la OPEP ya superaba en unos 900.000 barriles diarios su umbral de producción.

El secretario general de la OPEP, Abdalla Salem El-Badri, explicó que la decisión se tomó en parte por los efectos de la crisis hipotecaria 'subprime' en Estados Unidos, donde los impagos han llevado a las entidades de crédito a endurecer sus condiciones de préstamo, y ha provocado la incertidumbre en los mercados reduciendo la demanda de petróleo.

En la apertura, el barril de Brent, de referencia en Europa, con fecha de entrega en octubre, cotizaba a 76,16 dólares a las 7.00 horas en el Intercontinental Exchange Futures (ICE), 0,22 dólares menos que al cierre de ayer.

Según los analistas, el peligro de sabotajes y otras acciones contra las infraestructuras en algunos países productores como los registrados el pasado lunes en México y la creciente demanda de gigantes emergentes como China, han impulsado el precio del Brent en los últimos días.

Descenso de la demanda

Por su parte, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha reducido hoy las previsiones de demanda mundial de crudo para 2007 y 2008, ya que que en junio y julio la demanda creció por debajo de lo esperado debido al incremento de los precios y las condiciones meteorológicas de los países de la OCDE.

En su informe mensual, la agencia explica que la demanda global de crudo para 2007 ha sido revisada ligeramente a la baja, hasta 85,9 millones de barriles diarios, mientras que la de 2008 se redujo hasta los 88. millones de barriles diarios.

Por otro lado, el documento hace alusión a los posibles efectos de las turbulencias financieras, concluyendo que las consecuencias de esta crisis siguen siendo ¢confusas¢.

En cuanto a los precios, la AIE subrayó que se mantuvieron en máximos a pesar de la incertidumbre económica que generó la crisis del 'subprime' norteamericano. Las caídas de la bolsa y la temporada de huracanes presionaron los precios al alza, concluye.