CincoSentidos

Diseño español para ambientes cosmopolitas

Nombres como Pensi, Lluscà, Ciganda o Abad Aguirre resaltan dentro del panorama actual

Diseño español para ambientes cosmopolitas
Diseño español para ambientes cosmopolitas

Cuando los muebles dejan de ser simples objetos se convierten en retratos de toda una vida. Tras ellos descansan miles de historias, las de los diseñadores que vuelcan en ellos sus sentimientos y su ingenio. Y es que son muchos los profesionales dedicados a la creación de estas obras de arte transformados en utensilios de la vida cotidiana. Entidades como la Asociación Española de Profesionales del Diseño o firmas como Vitra o Nueva Línea, creada en 1981 con la vocación de convertirse en una nueva marca de muebles de alto nivel y situada a la cabeza de la fabricación de diseños de gama media-alta, agrupan nombres de altos profesionales dedicados a la creación de exclusivos ejemplares para interiores.

Entre ellos se encuentran nombres como el de Josep Lluscà, un prestigioso diseñador catalán que desarrolla su labor en Barcelona desde hace más de 30 años y realiza desde complejos sistemas de mesas de trabajo, sillas de oficina y asientos para aeropuertos hasta sofisticados sistemas de iluminación para comercios, hoteles o museos. Entre sus diseños se encuentran la silla Eina, de la que se han vendido más de un millón de unidades, o la mesa Alunita.

Cuando le preguntan cual fue el momento en el que decidió dedicarse a diseñar muebles, Lluscà responde que 'en una ocasión, me sirvieron una Coca-Cola en un vaso de forma casi cuadrada y, como me pareció muy original, me pregunté quien lo habría diseñado. Fue entonces cuando alguien me habló de una escuela de diseño que se llamaba Eina, en la que descubrí el trabajo de Charles Eames y de Achille Castiglione, entre otros, y comprendí lo que era el diseño'.

De esta forma, junto al diseñador catalán se encuentran otros nombres reconocidos. Arquitecto y diseñador industrial argentino, Jorge Pensi, que establece su estudio en España en 1975 y se especializa en diseño de mobiliario, iluminación, imagen visual de sus productos y montajes para acontecimientos, ha creado algunas obras como la silla Toledo, la mesa Hega, la butaca Bkai o la silla Kayak. 'De todas mis obras, mis piezas preferidas son aquellas que me recuerdan gratos momentos durante el desarrollo del proyecto, las que hoy miro con distancia y me provocan una sonrisa y, por supuesto, las que han sido reconocidas y premiadas', asegura Pensi.

El diseñador resalta que un aspecto positivo de su profesión es la satisfacción de encontrar la idea de un diseño después de una búsqueda larga y cargada de miedos, mientras que 'el lado negativo son todas aquellas situaciones donde el deseo se ha destruido frente a una realidad que se impone, es la frustración de no saber decir que no, de lanzar un producto del que nunca estuviste totalmente convencido'.

Colaborador de empresas como Ázcue, Akaba y Tempo, Miguel Ángel Ciganda comenzó a trabajar en el ámbito de la decoración a los 17 años. Ahora, con más de 40 años de trayectoria profesional y con una especial atención a las necesidades del usuario, estudia en profundidad los materiales y analiza con delicadeza cada una de sus creaciones. 'La lámpara Veroca es uno de mis diseños favoritos, porque destaca por su sencillez y fácil adaptación al entorno, lo que ha hecho que tenga una gran difusión mundial', comenta Ciganda.

Asimismo, en este ámbito no podía faltar la herencia del retirado diseñador español Jon Abad Biota que, como digno sucesor, ha perpetuado su hijo junto a sus dos hermanos a través de Abad Diseño. 'Me dedico a la creación de muebles desde hace 16 años, cuando acabé mis estudios de arquitectura, aunque en realidad me he educado en casa desde que era muy joven, porque mi padre tenía allí el estudio', comenta Jon Abad Aguirre. La estantería Biona, la colección Galápago y la cama Diapasón son algunas de las obras del artista, que confiesa valorar mucho la posibilidad de desarrollar un trabajo creativo, en el que siempre se ponen en duda los principios.

Dentro el panorama actual, no hay que olvidar otros reconocidos diseñadores de mobiliario, como Jean Louis Iratzoki, que desarrolla colecciones entre las que destacan la mesa Eneko, la silla Arin o la mesa de centro Kendu; Rodolfo Dordoni, Carles Riart, Montse Padrós o Matteo Thun.

Reconocimiento internacional

Los nombres de los diseñadores españoles de prestigio no sólo gozan de reconocimiento nacional, sino que sus singulares obras y creaciones han traspasado fronteras.

Sin ir más lejos, Josep Lluscà ha colaborado con prestigiosas firmas internacionales, entre las que se encuentran General Electric, Enea, Cassina y Vilagrasa, y sus proyectos han sido objeto de estudios y reseñas en un gran número de publicaciones especializadas e incluidas en muchas exposiciones en todo el mundo. Asimismo, el diseñador ha recibido prestigiosos premios de diseño, como el Delta de Oro de ADI-FAD y el Premio Internacional del Aluminio Alan de la Fundación Sueca de Diseño Industrial.

Por su parte, Pensi goza de un prestigio tanto a nivel nacional como internacional, que le ha hecho merecedor de numerosos reconocimientos, entre los que destacan varios Delta de Plata de ADI-FAD y el Premio Nacional de Diseño. 'Colaboro con muchas empresas en España, así como en distintos lugares del mundo', indica el diseñador argentino.

Jon Abad Aguirre apunta que sus diseños se venden en todo el mundo, aunque puntualiza que 'están más centrados en Europa', mientras que Miguel Ángel Ciganda fue seleccionado en el pasado año 1998 para la exposición permanente de The Chicago Athenaeum.