æscaron;ltima

'Mi hipoteca está en yenes y me ahorro 700 euros al mes'

El encarecimiento del dinero fomenta los préstamos en otras monedas con tipos de interés más bajos

'Mi hipoteca está en yenes y me ahorro 700 euros al mes'
'Mi hipoteca está en yenes y me ahorro 700 euros al mes'

Con la escalada del euribor, el principal indicador en España para calcular las hipotecas -ahora en ligero descenso tras mantener el BCE los tipos en el 4%-, devolver los préstamos, mes a mes, se hace más cuesta arriba. A no ser que se busquen otras alternativas.

Cristina Figueroa, una profesora universitaria de 31 años, decidió hace unos meses contratar una hipoteca en yenes, lo que significa que el tipo de interés aplicado a su mensualidad es sensiblemente inferior al euribor. El tipo interbancario en el mercado de Londres (libor) para el yen a un año está en el 1,15%, 3,65 puntos porcentuales menor que el euribor. Para Cristina la realidad es ésta: tiene una carga de 450.000 euros y paga 1.300 euros al mes. Según sus cálculos, si la hubiera contratado en euros abonaría 2.000. 'Me ahorro 700 euros al mes', reconoce Cristina. Esos 700 euros los guarda para ir adelantando el principal de su deuda.

Los foros financieros en internet se llenan cada día de preguntas sobre hipotecas en monedas diferentes al euro, llamadas multidivisas porque a lo largo del periodo de amortización se puede cambiar de moneda de pago, según las fluctuaciones en los mercados. No existe mucha información porque las entidades financieras no ofertan este producto de manera sistemática, sino personalizada.

Y es que este producto tiene sus riesgos. Desde el sector se explica que es recomendable que el cliente posea una cultura financiera porque, aparte del tipo de interés, existe otro condicionante variable en estos préstamos: el tipo de cambio. Una apreciación de la moneda modifica la cuota mensual, por lo que en determinados momentos hay que decidir si se desea continuar en yenes, por ejemplo, o pasar a otra moneda con otro tipo de interés asociado. 'Miro las divisas casi todos los días. No es complicado, pero no te puedes olvidar de tu hipoteca, porque cambia todos los días', asegura Cristina. 'El verdadero riesgo es la amortización anticipada del capital si el yen se apreciase', explica Francisco Isidro, director comercial de negocio internacional de Bankinter, por eso sólo se lo recomienda a 'clientes con una estrategia de inversión a largo plazo'.

Para Frank Sierra, funcionario de AENA de 38 años, el riesgo es asumible. Todavía le quedan por pagar 957 euros mensuales durante 26 años. Toda una fortuna. Pero ha negociado con Barclays un nuevo préstamo en yenes a 25 años con la que el desembolso se rebajaría hasta los 607 euros. 'Incluso si el yen se apreciara y además subiera el libor tengo un colchón bastante importante. Aunque sólo me ahorre 100 euros al mes ya me merece la pena'.

Frank está a punto de firmarla y reconoce que no le ha sido fácil encontrar una entidad dispuesta a ofrecerle este producto. Banco de Valencia, Kutxa, BBVA, Caja España son algunos que sí lo hacen de forma puntual. 'No es un producto que los bancos ofrezcan a la gente', asegura David Ortega, una autónomo de 30 años. Su cuñado se lo recomendó y ha firmado una hipoteca multidivisa con La Caixa por valor de 250.000 euros. La ha contratado en francos suizos, la otra moneda más popular para estas hipotecas, ya que -según los expertos-, es más estable que el yen y tiene un atractivo libor del 3,04%. 'Mientras el euribor ha subido, mi mensualidad no ha cambiado nada', explica satisfecho David.