Internet

L'Oréal denuncia a Ebay por subastar falsificaciones

L'Oréal ha demandado al portal de subastas en internet Ebay por vender falsificaciones de sus productos. La denuncia incluye a la filial española, aunque ésta asegura no haber recibido ninguna notificación. El portal reclama la colaboración de las multinacionales para evitar el pirateo.

El grupo galo L'Oréal quiere evitar que falsificaciones de sus productos se subasten en la red. El propietario de enseñas como Lancôme, Cacharel, Helena Rubinstein o los perfumes de los diseñadores Giorgio Armani o Ralph Lauren ha denunciado al portal Ebay por vender supuestas copias de cosméticos y fragancias.

'L'Oréal ha constatado un incremento en la venta ilegal de perfumes y productos cosméticos falsos realizada en internet en portales de venta por subasta', asegura la compañía francesa. L'Oréal afirma que 'en estas páginas web se ponen a la venta, por parte de vendedores no autorizados, cantidades significativas de productos que no contienen el embalaje ni el prospecto y que, por tanto, carecen de las informaciones técnicas y de las precauciones de empleo indispensables', señala la multinacional.

Por el momento, el fabricante de cosméticos no revela qué indemnización ha solicitado al portal de subastas, pero según el diario galo Libération la reclamación podría ascender a varios millones de euros. L'Oréal no explica cuáles han sido los productos víctimas de la piratería y sólo señala que la venta de copias afecta más a perfumes que a cosméticos. Tampoco desvela si la demanda sólo se ha presentado contra Ebay o hay otros portales online implicados en la venta de falsificaciones. La firma gala reconoce que 'ha decidido tomar medidas legales con el fin de proteger a los consumidores, garantizar la calidad de su red de distribución y defender la reputación de sus marcas'.

Las demandas contra el portal Ebay se han presentado en cinco países: España, Francia, Alemania, Inglaterra y Bélgica, según afirmaba un portavoz francés de la página web. Sin embargo, la filial española no ha recibido ninguna notificación. Según una portavoz de Ebay en España, L'Oréal no ha colaborado con la página de subastas en los programas de identificación de falsificaciones, aunque solicita al grupo galo su ayuda para combatir las copias pirata. Ebay asegura que deben ser las compañías las que alerten de la presencia de falsificaciones en la web, ya que son ellos 'quienes conocen perfectamente sus productos'. Sin embargo, insiste en que 'las copias son malas tanto para las propietarias de las marcas como para nosotros, porque va en contra de nuestra reputación'.

Ebay asegura que en cuanto tiene notificación de la venta de una falsificación procede a retirar el producto. En el caso de que la copia ya se haya adquirido, el portal envía un mensaje al comprador y Ebay le devuelve el importe de la operación.

Programa Vero

Ebay cuenta con el programa Vero para proteger la propiedad intelectual de los productos que se subastan en su página. Esta herramienta se basa en la colaboración de 18.000 propietarios de derechos que alertan sobre la existencia de copias ilegales en la página web.

Un problema para las marcas de lujo

L'Oréal no es la primera compañía que actúa contra la multinacional de las subastas online por permitir la venta de falsificaciones. Hace un año, gigantes de las enseñas de lujo como LVMH o Dior demandaron al portal por vender copias pirata en su página web. El fabricante de bolsos, maletas y de marcas como Kenzo o Givenchy, reclamó al portal de subastas una indemnización de 20 millones de euros, mientras que Dior Coture (una de las divisiones de Christian Dior) reclamó 17 millones. No han sido las únicas, la española Custo Barcelona también se sumó a las reclamaciones y solicitó 15 millones al entender que Ebay no intervenía al conocer la venta de falsificaciones en su web.

La página de subastas prefiere no pronunciarse sobre la evolución de estos pleitos judiciales. Sin embargo, señala que, como medida de control, vigila a aquellos vendedores que subastan varios productos de una única marca de lujo.