Tecnología

Amper firma con Defensa el mayor contrato de su historia

Amper se hace fuerte en defensa y consigue el mayor contrato de su historia por 180 millones. Durante cuatro años suministrará al Ejército de Tierra radioteléfonos tácticos para modernizar las comunicaciones de la tropa y de sus vehículos.

La compañía de tecnologías de la comunicación Amper no es sólo noticia por la marejada que revuelve desde hace meses su accionariado. La dirección de la empresa, encabezada por su presidente Enrique Used, anunció ayer que ha firmado el mayor contrato de toda su historia, por 180 millones, con el ministerio de Defensa. Suministrará los sistemas y equipos de radioteléfonos tácticos y accesorios que utilizarán en sus comunicaciones todos los efectivos del Ejército de Tierra; tanto el equipamiento que lleva cada soldado en su impedimenta, como los instrumentos a bordo de unidades motorizadas. El contrato, que fue aprobado por el consejo de ministros del pasado 31 de agosto, tiene una duración de cuatro años y medio.

El responsable del área de defensa de Amper, Rafael Posada, resaltó que los equipos que se suministrarán permiten comunicaciones encriptadas que no se pueden interceptar e incluyen plataformas para acceder a las ventajas de la tecnología IP.

La apuesta de la compañía por el sector de defensa le reporta en la actualidad un 25% de su cifra de negocios (246 millones). Posada resaltó que Amper se ha fijado como objetivo prioritario lograr un sitio en el emergente sector industrial de la aeronáutica civil y militar que se desarrolla en España. 'Tiene un futuro prometedor en nuestro país durante los próximos años' gracias a la localización en Sevilla de la cadena de montaje del avión de transporte militar de Airbus y a la creación en Albacete de una fábrica de helicópteros vinculada a Eurocopter.

AMPER 0,17 -1,51%

El responsable de la actividad de defensa anunció que Amper se ha embarcado en la constitución de dos centros de trabajo en estas dos localidades y justificó esta iniciativa al señalar que las comunidades autónomas tienen mucho interés en invertir en actividades como la aeronáutica 'que son difíciles de deslocalizar'.

El negocio de Amper en el sector aeronáutico se centra en sistemas a bordo de aviones de defensa aunque también tienen interés en entrar en la aviación comercial, dijo Posada.

Enrique Used, por su parte, recalcó que tras el acuerdo de suministro de equipos de comunicaciones de Amper para el Ejército de Suiza, suscrito el año pasado, 'se nos han abierto muchas posibilidades de negocio en el exterior'. Confía en que se le adjudique un importante contrato en Oriente Próximo.

Justificó la reciente adquisición de la empresa española de GPS Knosos porque complementa la gama de los productos de seguridad y tecnología avanzada para estrategia de defensa.

Sin contacto con el fondo sueco

El presidente de Amper, Enrique Used, afirmó ayer que la empresa no ha tenido ningún contacto con Tvikap AB, el fondo nórdico que el pasado jueves comunicó que ha adquirido el 9,21% que le sitúa como primer accionista de la empresa de tecnologías de la información. Used dijo que algunas sociedades se acercan a Amper para pedir información cuando van a invertir en ella, pero en este caso no han tenido ningún contacto con los inversores. Señaló que la entrada del fondo en el capital de Amper es positiva por lo que supone de confianza en una compañía en la que se invierten más de 30 millones de euros.

El segundo accionista de Amper es Avánzit con el 8,68% y diferentes informaciones de prensa han vinculado la operación del fondo nórdico con el interés de esta compañía, y de su presidente Javier Tallada, por hacerse con el control de Amper, dado que en el grupo inversor tiene una participación importante de José Manuel Arrojo, socio de Javier Tallada, que es el presidente de Avánzit. El tercer accionista es Telefónica con el 6,1%.