Propuesta

El PP propone permitir a los parados dejar de pagar sus hipotecas durante un año

El PP ha propuesto hoy permitir a los titulares de hipotecas que queden en paro no pagar sus cuotas a lo largo de un año, así como eliminar las comisiones por cancelación anticipada de las hipotecas y reducir los costes por la renovación o subrogación de los créditos para que sus titulares puedan cambiar de banco.

Estas propuestas forman parte de una serie de medidas para ayudar a las familias con problemas para hacer frente a sus hipotecas por las subidas de los tipos de interés que el grupo parlamentario popular quiere incorporar a una moción sobre el alza del coste de la vida que el pleno del Congreso debatirá esta tarde.

Según anunció en rueda de prensa el portavoz de Economía del grupo popular, Vicente Martínez Pujalte, si estas iniciativas, incorporadas a la moción a través de una enmienda del propio PP, no son aprobadas hoy, tratará de incluirlas en la tramitación de la Ley Hipotecaria mediante otras enmiendas transaccionales.

Junto al período de carencia de un año para los desempleados, la eliminación de comisiones y el abaratamiento del cambio de entidad bancaria, el PP quiere que se obligue a los bancos mediante ley a informar debidamente a los clientes que contratan una hipoteca a tipo variable de los efectos de una subida de tipos en sus cuotas.

También apuesta por la contratación de seguros de protección de pagos y por obligar a que se permita la conversión de créditos o préstamos hipotecarios de tipo variable a fijo, con el establecimiento de un diferencial de tipos de interés ¢estándar¢ para todos los clientes.

Pujalte puso de relieve el problema que supone el aumento de la actividad de las empresas dedicadas a reunificar créditos debido al ¢vacío legal¢ en torno a su funcionamiento.

El grupo popular pide crear un registro de empresas para dar mayor transparencia al sector, así como regular su publicidad, de manera que se informe del contenido mínimo de los contratos y del interés que aplican a sus clientes.

El PP quiere que se fijen ¢unas tarifas regladas, que prohíban comisiones abusivas y limiten los tipos de interés aplicables¢, según reza su enmienda. En España hay ocho millones de hipotecas y el número de impagos, aun no siendo muy elevado, se ha multiplicado por dos, recordó el diputado del PP.

En su opinión, estas medidas son necesarias para dar mayor protección a los consumidores y a las familias, aunque sea en una moción consecuencia de una interpelación que tuvo lugar el pasado 27 de junio, porque desde entonces la economía ¢se ha movido¢ y muchas familias están pasando apuros para llegar a fin de mes.