Agricultura

El Gobierno crea una mesa para analizar la fuerte subida del precio de los cereales

El secretario general de Agricultura, Josep Puxeu, anunció ayer la creación de una mesa de negociación que se encargará de analizar la fuerte subida del precio de los cereales y el impacto que está teniendo sobre la actividad agrícola y ganadera. La mesa, en la que estarán representados, el Gobierno, los Ministerios de Agricultura, Economía e Industria, así como las organizaciones agrarias, las de consumidores y la industria alimentaria, celebrará su primera reunión el día 19, tras la ronda de conversaciones que mantendrá a lo largo de esta semana Agricultura con los distintos actores implicados. Puxeu pedirá esta semana a los agentes intermediarios de la cadena alimentaria, la industria y la distribución que hagan un esfuerzo de comprensión en sus márgenes comerciales, similar al realizado por el sector ganadero. El precio de los cereales ha emprendido una fuerte escalada en los últimos meses, por encima del 10%, como consecuencia de un alza de la demanda en países como China e India y las malas cosechas que se han producido en los grandes países productores, como Rumanía, Ucrania, Rusia, Argentina o Australia. El consumo mundial está creciendo más que la producción en los últimos años y esto es lo que ha provocado que los grandes productores hayan tirado de los excedentes que guardaban para compensar las malas cosechas.

De los 315 millones de toneladas de existencias que había en la anterior campaña, se ha pasado a 259 millones y la previsión para la próxima campaña es de 242. Las expectativas de que cada vez haya menos cereal y de que el consumo siga creciendo más que la producción ha provocado volatilidad en el mercado de futuros y eso es lo que está provocando, según técnicos de la Confederación de Cooperativas Agrarias, que el precio se haya disparado en los últimos meses.

Según la organización agraria COAG, la subida del precio de los cereales ha sido del 9,8% entre abril y septiembre, con grandes diferencias entre cultivos. Los mayores incrementos se han producido en cebada, trigo y maíz, cuyo precio ha subido entre un 22% y un 18%.

Los agricultores acusan a la industria

El secretario general de COAG, Miguel López, aseguró ayer que es necesario que la mesa 'investigue quién se está quedando con los beneficios del encarecimiento del cereal', en alusión a la industria alimentaria.

López hizo estas declaraciones tras reunirse con Puxeu, al que trasladó el último informe de la organización en el que afirma que el precio de los alimentos básicos percibido por los agricultores ha crecido sólo un 1,4%, mientras que para los consumidores, el alza ha sido del 4,8%. Si de esa lista se elimina la leche y los huevos, la diferencia es superior a 9 puntos. Por su parte, el sector cárnico, también afectado, denunció ayer la 'especulación' que, en su opinión, hay en el mercado del cereal.