Energías renovables

Iberdrola estudia vender más acciones de Iberenova

Iberdrola considera incrementar el número de acciones de Iberenova (su filial de energías renovables) que colocará próximamente en Bolsa. Según el periódico británico Independent on Sunday, el montante de esa operación se elevará con el nuevo plan a 5.500 millones de euros frente a los 4.000 millones previstos inicialmente. Esta última cifra equivale al 20% del capital de Iberenova.

La empresa que preside Ignacio Sánchez Galán planea la colocación de su filial de renovables para el último trimestre del año y cuenta para esta transacción con el asesoramiento de Credit Suisse, JP Morgan, Merrill Lynch, Morgan Stanley y BBVA.

La operación se prevé llevar a cabo a través de una ampliación de capital. Los expertos calculan que el valor bursátil de Iberenova estará entre los 17.000 a los 20.000 millones de euros, por lo que podría entrar a formar parte del Ibex, el índice selectivo de la Bolsa española.

IBERDROLA 10,48 0,91%

Con este sistema de salida al parqué de su participada, Iberdrola pretende además captar recursos para financiar sus programas de expansión sin deteriorar su estructura financiera. La importancia que la eléctrica da a este tema se ha reflejado, asimismo, en el anuncio de que retrasa la presentación del nuevo plan estratégico del grupo hasta que se materialice la salida a Bolsa.

El peso que las energías renovables tiene en el grupo es uno de los aspectos que los analistas bursátiles más valoran y ha sido uno de los motores de la acción en Bolsa este año y el anterior. Pese a la crisis de los mercados, que también ha afectado a su cotización, la eléctrica acumula una revalorización en 2007 del 15,85% y con una capitalización bursátil de 47.902 millones de euros se mantiene como el líder eléctrico de la Bolsa española por ese ratio.

Iberenova, que suma en su haber los activos de energías renovables de Iberdrola y los que estaban encuadrados en Scottish Power, cuenta con un parque de generación de 6.826 megavatios instalados, básciamente eólicos. Los proyectos en cartera ascienden a 40.152 megavatios, de los cuales más del 50% se están desarrollando o se van a instalar en Estados Unidos, uno de los países del mundo que mejor tratamiento fiscal da a este tipo de energías.