Energía

Sonatrach pedirá "una reparación sustancial" a Repsol y Gas Natural

La empresa nacional argelina Sonatrach ha confirmado hoy la rescisión del contrato del proyecto gasístico Gassi Touil con Repsol YPF y Gas Natural, al que ha calificado de "fiasco industrial mayor".

En un comunicado, la firma argelina se ha lamentado de la "tonalidad política gratuita" en el anuncio hecho por las dos firmas españolas sobre la rescisión y las ha acusado de intentar "atribuir de manera injustificada la resolución el contrato al Estado argelino". Según Sonatrach, la rescisión se ha realizado "en aplicación de las cláusulas del contrato, debido a que Repsol YPF y Gas Natural no ejecutaron sus obligaciones contractuales".

"Se han producido retrasos e incrementos de costos muy importantes, y Repsol YPF y Gas Natural han sido incapaces de enderezar la situación a pesar de las numerosas advertencias de Sonatrach", ha asegurado la compañía argelina. Esta ha recordado que el proyecto debía haberse materializado en 2009 y que, según las últimas estimaciones de las empresas españolas, no se podría finalizado antes de 2012.

Sonatrach ha confirmado haber iniciado un procedimiento de arbitraje contra Repsol YPF y Gas Natural para pedir "una reparación sustancial" y ha añadido que no está informada de la existencia de una petición similar de arbitraje por la parte española.

La empresa nacional argelina ha indicado, por último, que el litigio es "un conflicto entre asociados puramente comercial, que se limita al proyecto Gassi Touil" y, por lo tanto, no afectará a otros proyectos existentes o futuros con los consorcios españoles.

El comunicado de Sonatrach rompe el silencio de las autoridades argelinas sobre este caso.