Transacciones

Las compras de empresas resisten la tormenta financiera

Frente a lo que pudiera parecer, el verano es propicio para las compraventas. Sólo durante julio y agosto en España se han sellado 146 transacciones, con un valor superior a los 10.000 millones. Además, los expertos creen que la crisis provocada por los créditos de alto riesgo sólo tendrá un verdadero efecto en las grandes operaciones.

Mientras unos han aprovechado las vacaciones para hacer turismo, muchos profesionales de la gestión empresarial han tenido que posponer sus vacaciones para asesorar a sus clientes durante el verano en el cierre de alguna operación de compraventa. ¢Siempre hay un acelerón en las transacciones que se cierran en verano y en diciembre. Llega agosto y todos quieren irse de vacaciones y dejar todo cerrado, pero a veces las cosas se retrasan y no es de extrañar porque al menos hasta antes del verano el mercado estaba animado y con la sensación de que había que hacer todas estas operaciones¢, explica Pablo Cervera, consejero delegado de Atlas Capital, una firma que intermedia en operaciones de compraventa.

Sólo durante los meses de julio y agosto, se han realizado en España 146 transacciones. La cifra eleva el número de las producidas en lo que llevamos de año 2007 hasta las 667 operaciones, frente a las 271 que se produjeron durante el primer semestre del pasado año.

Por sectores, los que a lo largo de los últimos meses se han mostrado más activos a la búsqueda de empresas en las que invertir son los inversores financieros, que se han adjudicado un total de 107 transacciones; las empresas constructoras, con 37 operaciones de compra; las de alimentación (34 transacciones) y los bancos (25 transacciones).

Mientras, las empresas compradas por otras sociedades pertenecen a los sectores de la construcción (42 transacciones), alimentación, (40 transacciones) o las eléctricas, que han protagonizado 23 operaciones a lo largo del año.

Y los expertos esperan más movimiento en los próximos meses. Eso a pesar de las inciertas consecuencias que pueda acarrear para las futuras operaciones de compraventa de los próximos meses la crisis económica provocada por las hipotecas de alto riesgo en EE UU.

Algunos expertos consideran que es más que probable que algunas de las ofertas se rebajen ante el panorama de los mercados financieros y el estrechamiento del mercado de deuda. Otros opinan que la crisis de los créditos realmente afectará a las grandes operaciones, que son las que más nivel de deuda utilizan a la hora de salir de compras.

¢Las operaciones de 30, 40 o 50 millones de euros nunca han tenido niveles de endeudamiento excesivo, por lo que no se van a ver muy afectadas¢, opina Pablo Cervera. Eso sí, las grandes transacciones en las que el endeudamiento ha llegado a ser de 10 ó 12 veces el Ebitda pueden ver reducido su nivel de deuda en torno a un 20%, en opinión de este experto. Es una opinión que comparte Christian Hoedl, socio del departamento mercantil del bufete Uría Menéndez. ¢La crisis crediticia va a afectar sobre todo a las grandes operaciones, que están muy apalancadas.

Eso a medio plazo debería trasladarse a los precios, pero hasta que lleguemos a ese punto habrá cierto periodo de reajuste¢, opina Hoedl.

El socio de UríaMenéndez considera, sin embargo, que la crisis va a tener realmente poco efecto sobre las empresas industriales ¢que tienen mucha caja para hacer compras, por lo que no se van a ver muy influidas por la situación de la deuda¢.

Estos profesionales aseguran que aún tienen en sus carteras numerosos proyectos a la espera de cierre. Sin embargo, prefieren ser cautos y observar cómo se desarrollarán los acontecimientos, ya que creen que los proveedores de deuda van a ser más selectivos ymenos generosos en los fondos prestados.

La opacidad del mes de agosto

Muchos despachos de abogados y de otras firmas encargadas de asesorar a las empresas en operaciones de compraventa no han cerrado por vacaciones. ¢Muchos socios del despacho han tenido que trabajar en verano¢, explica el socio del bufete Uría Menéndez, Christian Hoedl. ¢Bien comenzando o bien porque algunas transacciones no pudieron cerrarse antes de que acabara julio por alguna razón. Pero lo cierto es que cada vez se trabaja más en agosto¢. Las razones para mantener los despachos abiertos en el mes que en otras profesiones se cuelga el cartel de cerrado por vacaciones son variadas, dsde un exceso de carga de trabajo hasta que en otros mercados el verano no es tan marcado como en España.

Pero una de las que destaca Hoedl es el de la confidencialidad. ¢En verano es más difícil que la competencia obtenga pistas de lo que se hace y es más fácil visitar las instalaciones que se pretende comprar sin levantar sospechas¢.