Telecomunicaciones

Telefónica prepara una fuerte subida del dividendo de noviembre

El compromiso de Telefónica es desembolsar un mínimo de 0,30 euros por acción en el próximo dividendo. Pero será más. Los resultados de Telefónica y los extraordinarios por la venta de filiales han elevado su liquidez, que dedicará una parte a remuneración extra para los socios. La noticia se conocerá a finales de mes o principios de octubre y el pago será en noviembre. El mercado apuesta por 0,35 euros.

Telefónica ha prometido que su dividendo total de 2009 será de un euro por acción, pero hasta llegar a ese momento la evolución del pago a los accionistas no está fijada. La última referencia son los 0,30 euros por acción anunciados en mayo del año pasado para los abonos del otoño de 2006 y de la primavera de este ejercicio, y que ya han sido liquidados. A partir de ahí, la única consigna que tiene el mercado es que los 0, 30 euros pagados hasta ahora son un mínimo que no se va a traspasar a la baja. Pero sí lo hará al alza, según aseguran fuentes del mercado.

Con los resultados del primer semestre en la mano Telefónica es la operadora con más ganancias de Europa y la que más crece, los extraordinarios por la venta de las filiales Endemol y Airwave y un horizonte para el año que incluye una revisión al alza de las previsiones del grupo y de las filiales más importantes, la operadora considera que puede elevar la remuneración al accionista sin peligro para las finanzas. Está previsto que la noticia se reserve para la conferencia mundial con inversores que va a celebrar Telefónica el próximo 11 de octubre en Londres.

Esta es la fecha preferida por la cúpula de la operadora, aunque también es posible que se adelante al consejo de administración de la última semana de este mes. En cualquier caso, el dividendo se pagará en noviembre y en el mercado hay apuestas para todos los gustos. Algún analista, por ejemplo, habla de más de 0,40 euros por acción, pero el consenso está algo más bajo. Según la proyección realizada por los analistas de datos de Bloomberg después de combinar distintos modelos, de interpretar las cifras financieras y operativas de la compañía e, incluso, de calcular qué desembolso implícito descuentan las opciones de la firma que cotizan, el próximo dividendo de Telefónica será de 0,35 euros por acción. Esta cantidad es cinco céntimos superior tanto a los 0, 30 euros pagados en mayo pasado como al mínimo al que se había comprometido. En cualquiera de los casos, el alza es del 17% .

TELEFÓNICA 4,90 0,49%

Una subida que roza el 20% en el año

La subida del dividendo de noviembre se enmarca en una tendencia de incrementos de la retribución al accionista que ha implantado Telefónica en los últimos ejercicios. Si se suman los 0, 35 euros o similar previstos por el mercado para este otoño a los 0,30 pagados el pasado mayo, el total de dividendo abonado en el año natural de 2007 se sitúa en el entorno de 0,65 euros. Y esta cifra es cerca de un 20% superior a los 0,55 euros desembolsados en 2006.

Además del pago en metálico a sus 1,77 millones de accionistas, Telefónica también tiene en marcha otra forma de retribución: la recompra y amortización de acciones propias. A finales de ejercicio termina el programa vigente, que suponía el desembolso de 2.700 millones de euros en la adquisición de títulos propios. Según los últimos datos, Telefónica había ejecutado cerca del 92% de este programa en julio, así que para la conferencia de analistas de octubre podría estar casi concluido. Por ello, tampoco se descarta que la operadora anuncie al mercado una ampliación del plan de recompra de acciones en su cita con los principales expertos y gestores de fondos del mercado.

Y es que, aunque por supuesto no es el objetivo, cada acción que Telefónica recompra y luego amortiza supone posteriormente un ahorro para la compañía cuando paga dividendo. La sociedad tiene 4.773 millones de acciones, así que incrementar, por ejemplo, el desembolso en sólo cinco céntimos implica un gasto extra de casi 240 millones. Hace poco tiempo, cuando tenía más de 5. 000 millones de títulos, le hubiera costado 14 millones más. El abono de los 0,35 céntimos en total supondrá un desembolso de 1.671 millones. Junto con lo pagado en mayo, Telefónica destinará este año unos 3.150 millones a dividendos.

La segunda del sector por revalorización bursátil

El estallido de la burbuja tecnológica sigue pasando factura a las operadoras de telecomunicaciones, sobre todo porque muchas de las representantes del sector siguen arrastrando problemas de crecimiento y rentabilidad. Entre los inversores aún persisten dudas y lo demuestran con su indecisión para entrar y apostar por un valor. Telefónica ha venido sufriendo esta situación desde el año 2000, pero en los últimos meses el escenario está cambiando. Desde la presentación de los resultados del primer semestre, el valor ha emprendido un camino al alza que le ha llevado hasta los 18,22 euros marcados al cierre de la sesión del viernes. Esta cota supone el máximo en más de seis años y lleva la revalorización acumulada en el ejercicio al 13,03%. De su sector en Europa, sólo Tele2 ha subido más, así que Telefónica es, en estos momentos, la segunda firma del Stoxx de telecos por evolución bursátil. Vodafone es la tercera de la lista, pero la siguiente de las grandes está ya en sexto lugar. Es KPN y su subida es del 6,22% France Télécom está por debajo, al igual que BT. Deutsche Telekom, mientras tanto, se encuentra en la lista de las operadoras que presentan caídas en lo que va de ejercicio. A Telecom Italia le pasa lo mismo. Es la segunda del sector con peor evolución, con una caída del 9% desde el 31 de diciembre.